30 sept. 2009

LUCY IN THE SKY

Las musas también mueren. Al menos, la musa que inspiró a John Lennon en la mítica canción “Lucy in the sky with diamonds”.
Se llamaba Lucy O'Donnell, y en 1966 The Beatles la convirtieron en musa. El pasado martes murió a los 46 años a consecuencia de un lupus. Aunque Lucy ya era inmortal mucho antes. Lucy vivirá para siempre en la canción de Lennon.

Y la culpa la tiene el hijo mayor de John, Julian Lennon. Su padre escribió la canción inspirado por un dibujo que hizo Julian de su compañera Lucy cuando ambos compartían el parvulario hace ya más de 40 años. Julian llevó el dibujo a casa y se lo enseñó a su padre, a quien le explicó: "es Lucy en el cielo con diamantes". A John Lennon se le encendería en aquel momento esa luz que sólo se les enciende a los genios y compuso otro gran éxito musical.
Dicha canción se incluyó en el disco “Sgt Pepper's Lonely Hearts Club Band”, que salió a la venta en el 1967. La gente, al escuchar la canción, inspirada en la entonces niña Lucy, consideró que en realidad las iniciales del título hacían referencia a la droga psicodélica LSD. Y conociendo la experimentación que con todo tipo de drogas llevaron a cabo los cuatro Beatles en aquella época, era razonable pensar así. Pero Lennon lo negó en varias ocasiones. No obstante, la letra de la canción tiene varios versos llenos de imágenes que reflejan un viaje psicodélico en un barco, en el que se atraviesa un país lleno de "flores de celofán", "taxis de papel de periódico" y "tartas de malvaviscos y hierbas".

En estos días, parece que The Beatles están otra vez en la brecha (si es que alguna vez dejaron de estarlo). Se ha remasterizado toda su discografía completa, con la que en plena era de las descargas se quiere demostrar que aún se pueden vender discos de verdad. Se ha lanzado hace poco el videojuego The Beatles: Rock band y ya se están fabricando nuevos diseños de camisetas y un amplio merchandising (toma anglicismo). Pero bueno, la noticia que me llevó a escribir este artículo es que ahora es, cuando verdaderamente, Lucy está en el cielo con diamantes y su energía, acompañará a cada nota musical de su ya eterna canción.

Miguel Ángel Rincón Peña


23 sept. 2009

LOBOTOMÍA

No sé si les sonará de algo el nombre de Egas Moriz. Para el que no lo sepa, fue un médico especializado en Neurocirugía. Él fue el inventor de la lobotomía prefrontal, una técnica quirúrgica que procuraba la ablación total o parcial de la zona más frontal del cerebro de los pacientes mentales que sufrían trastornos de neurosis, esquizofrenia, ansiedad, etc. Moriz llegó a ser galardonado con el Nóbel por este hecho.
Pero fue peor el remedio que la enfermedad. Algunos pacientes fallecían tras la operación, y la mayoría de los que sobrevivían, se convertían en “otras” personas, o sea, la mayoría se convertían en auténticos zombis, sin ninguna voluntad propia.
La cosa se les fue de las manos, pues apareció en escena Walter Freeman, un médico estadounidense que inventó una variante de la lobotomía prefrontal, la lobotomía transorbital, que se la conoció popularmente como la “técnica del pica hielo”. Consistía básicamente en introducir un pica hielo por el hueco del ojo, entre el párpado superior y el ojo, golpearlo con un martillo y moverlo hasta cortar las conexiones del lóbulo frontal con el resto del cerebro. Tal fue la locura por lobotomizar a diestro y siniestro que Freeman montó un auténtico quirófano en su furgoneta, llegándola a bautizar como la “lobotomóvil”. Puede parecer increíble, digno de una novela de ficción, pero la realidad es que la lobotomía se ha estado practicando hasta hace bien poco. Fueron los doctores de la URSS, en 1.950, los primeros en decir que la lobotomía era “contraria a los principios de la humanidad”, y que convertía “a un loco en un idiota”. A partir de ahí, numerosos países comenzaron a prohibir esta operación.

A mí, que me encanta una camisa de once varas y una conspiración judeo-masónica-bolchevique, creo que en la actualidad se practica otra variante mucho más sutil de la antigua lobotomía. Esta no utiliza bisturís, ni pica hielos, ni martillos, ni la llevan a cabo los médicos. Esta lobotomía es totalmente diferente en su ejecución, pero muy parecida en sus efectos. Todos corremos el riesgo de ser lobotomizados. En esta sociedad en la que vivimos -o sobrevivimos como podemos- existen muchos Egas Moriz y, sobre todo, muchos Walter Freeman. Seguro que usted, sagaz lector, sabrá de lo que hablo.

Miguel Ángel Rincón Peña

16 sept. 2009

¿QUIÉN ES EL ANIMAL?

Hace unos días, se realizó un acto en la localidad vallisoletana de Tordesillas que retrata lo más oscuro del ser humano. El evento lleva por nombre “el Toro de la Vega” y se realiza coincidiendo con los festejos en honor de la Virgen de La Peña, patrona de dicho pueblo. El “festejo” consiste en soltar a un toro que será lanceado por una multitud que nos recuerda que el Hombre a veces puede ser infame y cruel. Esta tortura duró poco más de treinta minutos y acabó con la vida de Moscatel, un astado de 540 kilos, abatido de un lanzazo por un caballista (por llamarle de alguna manera), que no pudo recoger el premio por no haber cumplido las normas, según las cuales, el animal no puede ser herido antes de llegar a campo abierto, adonde suele dirigirle su instinto ante el feroz acoso al que le someten decenas de caballistas y mozos portando lanzas. Esta brutalidad se repite todos los años, y todos los años se producen reacciones de protesta en todo el país, incluso en otros países. Esta vez el cantante de Celtas Cortos, Jesús Cifuentes, encabezó una de las manifestaciones de protesta que recorrió Pucela.

Por estos lares serranos también hay afición a la suelta de toros y vaquillas por las calles, en Arcos, en Grazalema, etc. Jóvenes y no tan jóvenes corretean al animal que atado a una cuerda o libre trata de escapar del laberinto en el que los organizadores del evento le han metido. Este año en el toro de cuerda de Grazalema murieron dos toros. Un hecho significativo.

Conozco escritores, columnistas algunos, que comentando este tema, me decían que ellos no se decidían a escribir sobre estos festejos taurinos, pues corrían el riesgo de echarse a la gente encima y no querían suscitar una polémica innecesaria. Un servidor que, sin ningún ánimo de ser polémico, sólo busca dar una opinión personal, no puede quedarse impasible ante atrocidades tales como la del Toro de la Vega y otros mal llamados festejos taurinos. Creo que los animales no están para la diversión del Hombre. Ni los toros tienen por qué ser torturados ni morir en las plazas o correteados por las calles de los pueblos, como tampoco los leones, los tigres, los elefantes o los chimpancés, tienes que divertir a nadie en los Circos. No son juguetes, son seres vivos, como usted que lee esto o como yo que lo escribo. Estamos en el siglo XXI y algunos aún no se enteraron.

Miguel Ángel Rincón Peña

9 sept. 2009

LA ESPAÑA CAÑÍ

España, país singular donde los haya. Qué razón tenía el gran Pío Baroja, o Don Ramón María del Valle Inclán. Y es que uno lee unas cosas que le ponen la carne de gallina al más pintado. Hoy me ha dado por informarme (o desinformarme, según cómo se mire) y le he echado un vistazo a la prensa nacional a través de Internet, que aunque algunos no lo crean, sirve para más cosas además de para bajar música y películas. En fin, a lo que iba, que me dio por leer algunos periódicos y me he quedado patidifuso, como diría Pedro (Almodóvar).
El primer titular es el del juez Garzón llegando al supremo para declarar por un delito de prevaricación, en relación con una causa abierta por las desapariciones de personas tras la Guerra Civil Española. En Argentina se hizo, en Chile se hizo… aquí en España se quiere juzgar a un juez por querer aclarar las desapariciones aplicando la ley de la Memoria Histórica. Ahí es nada. Me armo de valor y sigo curioseando por la red, y me topo con el clero. Resulta que el cardenal arzobispo de Madrid, Rouco Varela recomienda rezar el rosario para luchar contra el 'botellón'. Este hombre sí que sabe. Sin duda, se nota que está en contacto con la realidad juvenil.
También está lo del joven Jaime D´Urgell que por cambiar en una institución pública una bandera de la actual España por otra de la segunda República lo quieren meter en la cárcel. Qué despropósito. Pero para despropósito la noticia de que el ministerio de Sanidad confirma que hay 400 niños a los que se les pondrá la vacuna sobre la gripe A, para ver cómo reaccionan. Algo así como “niños-cobayas”. La gripe A, qué gran negocio para la industria farmacéutica. Seguimos con el repaso, y me encuentro con que la policía nacional apalea a los jornaleros del SAT en Sevilla como si fueran auténticos delincuentes, cuando solamente están luchando digna y consecuentemente por sus derechos. Eso sí, esta noticia viene en un recuadro muy pequeñito, que no interesa que se sepa que aún hay obreros que luchan.
Luego también están las noticias de siempre, ya saben, lo del problema vasco y ETA, la sección de Deportes (por qué lo llaman Deportes cuando quieren decir Fútbol), etc.
En fin, no sigo escribiendo más que estoy fatal con lo del síndrome ese post-vacacional.

Miguel Ángel Rincón Peña

3 sept. 2009

¿HUELGA? NO, GRACIAS

¿Y aquí por qué no hacemos una huelga ya? Esa pregunta me la han comentado varias personas, y aún espero la respuesta. En otros países la gente lleva tiempo movilizada y se echan a la calle con sus consignas a protestar y a pedir explicaciones a los gobiernos. Porque está crisis no la pueden pagar los trabajadores, las pequeñas y medianas empresas, los estudiantes, etc. Pero en este país nuestro, y en concreto, en esta Andalucía nadie se queja, y no será por motivos, miren ustedes: El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) apunta a que el número de mileuristas en provincias como Cádiz podría llegar al 73 o 74 %, igual o más de preocupante es el dato de que los pensionistas andaluces ganan un 8 % menos que la media estatal. También se podrían citar los millones de parados (casi cuatro millones de parados y subiendo), los millones de precarios que están por debajo de los mileuristas, la encerrona a los estudiantes con lo de Bolonia, el problema de la vivienda, los expedientes de regulación de empleo, el cierre de fábricas, el problema del campo y los jornaleros, y no sigo porque me falta periódico. A mi opinión, motivos no faltan para salir a pegar voces a la calle. Yo creo que hay muchos interesados en que la gente no se desmadre, al parecer los sindicatos amarillos, o sea, CCOO y la UGT, han acabado ya de traicionar sus ideales, manteniendo un silencio que apesta a servilismo, un silencio subvencionado por parte del gobierno socialista, lo de socialista, cada vez que lo escribo refiriéndome al PSOE me entra una risa que no puedo parar.

Mientras el poder controle y desinforme con sus medios masivos de comunicación, todo irá bien, para ellos, claro. Al poder y a sus allegados no les interesa que la gente sepa demasiado, la política para los políticos profesionales, la economía para los economistas y los banqueros, los beneficios y las ganancias para ellos y las crisis para nosotros. Si es que, de lo que tiene que hablar la gente aquí es de la independencia de los vascos, de la gripe “A”, de los noviazgos de los famosos, del Cristiano Ronaldo ese y poco más. Y si aun así nos aburrimos, para eso tenemos a Hugo Chávez, que es muy malo, fíjense que ahora expropia los campos de golf en Venezuela para construir viviendas de protección oficial, qué locura verdad.

Miguel Ángel Rincón Peña