18 oct. 2012

WERT

En 1933, Rodolfo Llopis escribió un libro llamado, “La revolución en la escuela”. En ese libro se pueden leer cosas tales como éstas: “Para combatir la ignorancia no hay más que un medio: la escuela. Crear escuelas, muchas escuelas. Sembrarlas a voleo. Cayeran donde cayeran, germinarían, que en todas partes habrían de encontrar tierra preparada para fructificar y vivir plenamente. Hay que cuidar de ellas a lo largo de su existencia. Protegerlas. Velar por ellas para que progresen y se perfeccionen”. 
Llopis también escribió sobre los maestros: “El maestro es el alma de la escuela. Sin buenos maestros, todo lo que se haga en beneficio de la escuela resultará estéril.” 
Estoy casi seguro de que José Ignacio Wert no ha leído ese libro, quizá no sepa ni que existe. Sea como sea, los recortes que se le están aplicando a la Educación no tienen excusa. Dice el Gobierno que es por la Crisis, sin embargo, la Coordinadora de ONG´s para el Desarrollo (Congde) asegura que sin fraude fiscal y sin gasto en Defensa, Casa Real e Iglesia no habría que recortar en Sanidad, Educación, Igualdad, Cooperación, Dependencia, Servicios Sociales, etc. Pero claro, el Gobierno tiene sus prioridades, y al parecer, la Educación no está entre ellas. Por ejemplo, el ministro de Educación, Cultura y Deporte no considera necesario invertir más en educación porque no afecta a la productividad de los alumnos, así justifica los recortes en el sector y defiende su Ley Orgánica. Y se queda tan ancho. ¡Es un Crack este hombre! 
Viendo cómo está el panorama en España, no es de reprochar que la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) haya instado a las familias a no llevar a sus hijos al colegio, como medida de protesta por los recortes y la reforma del ministro Wert. Es algo histórico, porque es la primera vez en la historia que se hace una huelga de ese tipo. 
La Educación es la base, los cimientos de una sociedad progresista y democrática. Es nuestra responsabilidad y nuestro deber como ciudadanos defenderla de los ataques oportunistas, vengan de dónde vengan. No podemos retroceder a los tiempos oscuros, al contrario, hay que avanzar a un futuro mejor. 
Señor Wert, hágale caso a Burke cuando afirmó que: “La Educación es la menos cara de las defensas de una nación.” 

Miguel Ángel Rincón Peña

10 oct. 2012

ESTAFADOS

El miércoles, Unicef afirmaba que 2,2 millones de niños viven en España por debajo del umbral de la pobreza, ochenta mil más que hace un año (el 27,2 por ciento de la población infantil española), debido a la crisis (estafa) económica. Tan mal está la situación que la Cruz Roja pide por primera vez para los pobres españoles en el “Día de la Banderita”. Es curioso que mientras la Cruz Roja pide para los pobres de España, el Gobierno de España pide para los “pobres” Bancos. ¡Qué cosas! Así no es extraño que el lunes pasado, un hombre de 53 años, casado y con dos hijos, se ahorcara en su propia casa. Su empresa le debía todas las nóminas desde enero, unos 10.000 euros, y ya había agotado todos sus ahorros para alimentar a su familia. Y al igual que éste sevillano, otras muchas personas desesperadas, con el agua al cuello, por culpa de un Sistema que le da más valor a los mercados que a la ciudadanía. 
La mayoría de los trabajadores se sienten desamparados e indefensos ante este Sistema capitalista inhumano porque, entre otras cosas, en este país falta conciencia de clase y organización. Si todas las personas desempleadas, los pensionistas, la clase obrera, los estudiantes, solidariamente, salieran a la calle a pedir un cambio, no habría Gobierno ni Policía que pudiera detener esa avalancha reivindicativa. Pero si algo hizo bien este Sistema, fue introducir el individualismo entre la clase trabajadora. Divide y vencerás. 
Cuando los sindicatos convocan huelgas, siempre hay trabajadores que no las secundan, aduciendo que eso no sirve para nada y que así no se arreglan las cosas. Si unos jornaleros entran a por alimentos de primera necesidad a una gran superficie, denunciando y poniendo en debate el empobrecimiento de la sociedad, siempre habrá quien diga que son unos ladrones por llevarse las cosas sin pagar. Y así un largo etcétera de adoctrinamiento insolidario que la derecha ha conseguido sobre una parte de la sociedad, desclasándola totalmente. En ese proceso, gran parte de culpa la han tenido algunos grandes medios de comunicación y cómo no, la Iglesia Católica (los obispos gallegos piden votar por el matrimonio tradicional y contra el aborto). Estamos siendo estafados por el Capital y aun hay gente que ve la Crisis como un mal que hay que pasar de forma sumisa y pacientemente. 
En fin, ya me gustaría escribir sobre cosas más alegres, pero la actualidad manda. 

Miguel Ángel Rincón Peña

5 oct. 2012

CARTA MAGNA

El artículo 35 de la Constitución española dice: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia...” Sin embargo, el mes de septiembre dejó casi 80.000 personas desempleadas más y el total supera ya los 4,7 millones.
Sigamos recordando la Constitución. En el artículo 47 se puede leer: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho...” Pero resulta que en el segundo trimestre de 2012 se alcanza un nuevo récord: 526 desahucios diarios. En la provincia de Cádiz crece un 62% siendo la segunda de Andalucía en aumento porcentual sobre el año anterior. 
Parece que la Constitución española es como la Biblia, hay quienes la adoran pero muy poca gente la lee y casi nadie cumple con sus preceptos. Sólo tenemos que escuchar a los políticos aludiendo a la Carta Magna sólo cuando les interesa, pero no dudan en darle la espalda para otras cuestiones.

Somos muchos los que opinamos que en este país hace falta un cambio, pero un cambio de verdad. Es eso mismo lo que se pide desde las manifestaciones de ciudadanos del 15M, el 25S, etc. Se podrá estar más o menos de acuerdo con esas manifestaciones, pero es una realidad que esto no va bien: Desahucios, desempleo, precariedad laboral, retroceso en los derechos básicos, pérdida de soberanía, en definitiva, recortes y más recortes a la ciudadanía. 
El sistema capitalista se ha colapsado y tenemos que superarlo, y tendrá que ser el Pueblo, los ciudadanos de este país, los que tengamos que hacerlo, ya que la mayoría de los políticos defienden a capa y espada este sistema, pues están muy cómodos en sus poltronas gozando de sus privilegios.
Poco a poco, la gente se está dando cuenta que en España siempre pagan los mismos, y esta gran estafa a la que algunos, interesadamente, llaman crisis, la está pagando el pueblo trabajador. Una injusticia en toda regla que hay que denunciar, aunque por ello puedan poner nuestros nombres en alguna lista negra. 

Miguel Ángel Rincón Peña