4 jul. 2013

TWITTEANDO

Las redes sociales, bien usadas, cumplen un papel positivo en nuestra sociedad. De un tiempo a esta parte han surgido varias plataformas como Facebook, Twitter, Tuenti o Google Plus, y en todas ellas hay sitio para la manera de ser de cada uno de nosotros. La teoría de “los seis grados de separación”, según la cual toda la gente del planeta está conectada a través de no más de seis personas, se convierte en el software principal de las redes sociales en Internet. Hay un libro, con su correspondiente película, que habla sobre esa interesante teoría. 
Gracias a estas redes, muchas personas se han podido rencontrar: amigos de la infancia, familiares lejanos, etc. Mediante estas estructuras sociales, personas que viven lejos de sus pueblos o ciudades, pueden seguir diariamente las noticias y los eventos que se realicen en su tierra natal. Pero cuidado, las redes sociales también enganchan. Hay que darles un uso apropiado, aunque como pasa en todo, y la red no iba a ser una excepción, hay muchos personajes que intentan aprovecharse, molestar y realizar actividades poco lícitas. Hay que andarse con mucho ojo. Luego está el tema del “Gran Hermano”, pero esa es otra historia.
Para concluir les contaré que hace un par de noches, estaba echando un vistazo a mi Twitter (@mrinconp) y vi una foto de perfil que se parecía al alcalde de Arcos, pinché sobre ella y efectivamente era él: @alcaldejluis. Me resultó curioso y le mandé la noticia a un amigo arcense. A los cinco minutos el alcalde nos respondió asegurándonos que estaba encantado de hablar con nosotros y que era saludable saber qué opinábamos. 
Quienes me sigan en esta columna sabrán que no soy de echar piropos a los políticos, y menos a los del Partido Popular, que se están ganando día a día que los ciudadanos les den la espalda, pero cuando tengo que reconocer algún acierto lo hago sin problema, y que José Luis Núñez haya tomado la determinación de acercarse al pueblo mediante las redes sociales es algo bueno. Si los políticos que tienen en su mano cambiar las cosas pusieran los pies en la tierra y escucharan más a la ciudadanía, seguramente nos iría mucho mejor. Así pues, vaya mi felicitación para el señor Núñez y desde aquí me gustaría animar a los demás miembros del equipo de gobierno y de la oposición a que, si no lo han hecho ya, sigan el ejemplo del alcalde. Hay que utilizar las redes sociales como vía de comunicación con la gente y acercar así la política al Pueblo. 

Miguel Ángel Rincón Peña