30 dic. 2010

Breve balance 2010:

Queridos lectores y lectoras:

Llegó el momento de hacer un poco de balance sobre lo que ha supuesto este año que se nos escapa de las manos. El 2010 ha sido en lo personal un buen año, y en lo cultural también ha sido un año muy bueno. No nos vamos a quejar.

Hace un año salió al mercado mi cuarto libro "Poemas en el equipaje", ilustrado por Juan Kalvellido. Un poemario donde he querido cerrar una etapa y evolucionar en mi poesía. Poemas en el equipaje me ha traído nuevos amigos/as, he conocido nuevos compañeros/as, sitios nuevos, y también hemos hecho muchos kilómetros...
Cientos de anécdotas e historias vividas en los recitales junto a gente tan interesante como el gran pianista (y sobre todo amigo) Miguel Beltrán "Barry". Los recitales saben mejor con el fondo musical de Barry. También me han acompañado y viceversa, mis amigos, los cantautores, Alfonso Baro, Luis de Manuela, Francisco Narváez y Lucía Sócam. Y mis poetas favoritos, David Romero, Juan Manuel Alcedo, Juan Antonio Baena, Sandra Rubio, Cristóbal Barrero, Tomás Mielke y tantos otros compañeros poetas.
Lo mejor de este mundo de la poesía, es poder conocer y compartir momentos especiales con estas personas y con otras muchas que, por falta de espacio, no incluyo, pero tampoco olvido. Me siento un privilegiado al poder recitar junto a ellos/as. En 2010 hemos vivido pequeños y grandes momentos juntos. Seguro que en el año que entra también seguiremos por el mismo camino.

Y entre columnas en los periódicos, reseñas, entrevistas, programas de radio, recitales, poesía, música... está Internet. Este medio en el que hoy nos movemos y que, aún teniendo sus muchas cosas malas, también tiene su lado bueno. Los poetas han encontrado su pequeño sitio en la Red y aunque estemos a kilómetros de distancia, la comunicación nunca se pierde.

Quiero dar las gracias a todo el público que ha asistido a los recitales y a los lectores que han comprado mis libros. Quedo muy agradecido.

En fin, serían muchas cosas que contar, pero no quiero aburrir, solamente me queda desearos una buena entrada de año y que seáis todo lo felices que podáis (y os dejen).

Un abrazo,
Miguel Ángel Rincón Peña

Lugares visitados en nuestros recitales (diciembre 2009 - diciembre 2010)

-Cádiz: Prado del Rey, Puerto Real, Algar, Jerez, Grazalema, Chipiona, El Bosque.
-Córdoba: Montilla, Castro del Río.
-Málaga: Ronda.
-Sevilla: Montellano.

LA CAJA TONTA

El martes, 28 de diciembre, fue el día de los Santos Inocentes. Día en el cual, los bromistas suelen gastar alguna buena broma, más o menos pesada, a sus compañeros de trabajo, familiares y amigos.
Ese mismo 28 de diciembre puse la tele y busqué CNN+, a veces pongo los informativos de una ú otra cadena para ver lo que saco en claro. Mi sorpresa fue cuando al poner el canal de CNN+ me encuentro al presentador Benjamín López junto a una representación de trabajadores de esa cadena, despidiéndose de los espectadores por el cierre del canal de noticias. Al parecer, el grupo Prisa, no pude seguir manteniendo un canal así.
Pensé que estaban gastando una de esas bromas que a los programas de televisión les gusta hacer por estas fechas. Aunque la noticia ya se rumoreaba de antes.
El miércoles 29 de diciembre puse de nuevo CNN+ y me encontré con la sintonía y el logotipo de Gran Hermano 24 horas (GH24). Fue entonces cuando pensé: La mierda y el mal gusto se han impuesto por goleada y ahora campean a sus anchas por la parrilla televisiva. Sabía que la televisión en este país estaba mal, pero ahora ya no tengo ninguna duda, la televisión en el Estado español está muy muy mal.

Tengo muchos amigos periodistas, que trabajan en medios regionales, otros lo hacen en comarcales o locales, y todos coinciden en que la TDT es un invento más para que la tarta televisiva estatal se la repartan los de siempre. Pero si entramos en la provincia, la cosa casi empeora.
Señores, estos son los medios de comunicación que tenemos y que según algunos, nos merecemos.

Yo esperaba despedir el año con una columna alegre, escribiendo sobre el Amor, sobre estas Fiestas tan entrañables, o sobre el insulso discurso del Borbón, etc. Pero hay cosas que piden ser denunciadas públicamente sea la fecha que sea. Y que cierren un canal de información continua, para poner un reality show durante 24 horas al día, eso dice mucho del dueño del canal y de esta sociedad en la que vivimos. La caja tonta, ahora, más tonta que nunca.

Miguel Ángel Rincón Peña

15 dic. 2010

LA BELLE VERTE

El fin de semana pasado, un amigo me recomendó ver una película llamada “El planeta libre” (La belle verte). Es un largometraje francés muy recomendable, sobre todo para los que vivimos en esta insensible sociedad.
A la mayoría de nuestros contemporáneos les suena a chino mandarín todas las advertencias de los ecologistas y científicos sobre la contaminación, el cambio climático, etc. Si seguimos a este ritmo destruiremos el futuro de nuestro planeta, que no es otro que el de nuestros hijos y nietos.
Centrales térmicas, centrales nucleares, estercoleros, humos, todo tipo de vertidos, mareas negras, las microondas y una larguísima lista de contaminantes, hacen que estemos, cada vez más, caminando por la cuerda floja. Los expertos en salud acaban de demostrar por primera vez que la contaminación ambiental de las grandes ciudades afecta directamente a la salud cardiovascular. Todo esto conduce finalmente al desarrollo de afecciones cardiovasculares agudas, como el infarto. No es alarmismo, es realidad. La contaminación que la mano del Hombre está llevando a cabo, va camino de ser mortal de necesidad para un planeta que poco a poco agoniza. Nos estamos cargando los bosques, contaminando ríos y mares, la capa de ozono la estamos haciendo unos zorros, etc. Es normal que nuestra salud se resienta, porque aunque algunos no se enteren, formamos parte del planeta Tierra. Mejor nos iría si viéramos a los animales como compañeros de viaje, en vez de una simple diversión, o comida. Y es que, los terrícolas, estamos perdiendo humanidad a pasos agigantados, contaminamos nuestro planeta, exterminamos la fauna, creamos guerras donde se matan millones de personas por las ansias de poder de cuatro locos que gobiernan el Mundo…
En “El planeta libre”, se denuncia esta actitud depredadora que viene ejerciendo la raza Humana, se tratan estos temas con un toque de humor (que nunca hay que perder por muy mal que vayan las cosas).

Como bien dejó plasmado el gran poeta Pablo Neruda: Sucede que me canso de ser Hombre. Hago mío ese verso, a mí también me sucede.

Miguel Ángel Rincón Peña

9 dic. 2010

¡CONSUME POESÍA! BIBLIOGRAFÍA A LA VENTA POR NAVIDAD

Queridos/as lectores/as:

Llegó Diciembre, ese mes en el que solemos hacer regalitos a las personas que más nos importan. Y qué mejor regalo que un libro de Poesía. Os expongo mi bibliografía completa. Todos mis libros a un precio anticrisis:

POEMAS EN EL EQUIPAJE -8€-
http://www.castellarte.es/pedidos.html

ESPACIOS COMPARTIDOS -10€-
http://www.miguelangelrincon.com/?&mailform

ELUCUBRACIONES DE UN SUPERVIVIENTE -7,50€-
http://www.agapea.com/libros/Elucubraciones-de-un-superviviente-Poemario-isbn-849333541X-i.htm

LA TORMENTA (Primeros versos) -8€-
e-mail: titiriteroproducciones@gmail.com

SUPER OFERTA ANTICRISIS: LOS 4 LIBROS FIRMADOS Y DEDICADOS POR SÓLO 30 €
(+ gastos de envío) enviando mensaje a: miguelangelrinconp@gmail.com



8 dic. 2010

30 AÑOS SIN LENNON

El miércoles, día 8 de diciembre, se cumplieron 30 años del asesinato de un genio de la música, el gran John Lennon. Un loco le disparó a bocajarro, en plena calle, y allí quedó tendido y ensangrentado el famoso ex Beatles.
Pero aquellas balas solamente pudieron matar al hombre, no a sus ideas, ni a su música, ni a sus mensajes. Como pasó con Ernesto Che Guevara, el hombre se convirtió en mito, en héroe.

John Lennon, además de un prolífico músico, también fue un luchador por la Libertad y por el pacifismo. Pero él siempre creyó que ser pacifista no era simplemente llevar el signo de la paz colgado del pecho o plasmado en una camiseta, el creía en un pacifismo militante, que saliera a la calle a protestar contra la guerra y todas sus injusticias. De nada sirve luchar por la paz sentados cómodamente en el sillón de casa.

En estos 30 años, poca cosa ha cambiado. Si John Lennon volviera a la vida, comprobaría, con tristeza, que siguen habiendo guerras y violencia. Que el ser humano no aprende, no quiere aprender. Y que el Capitalismo salvaje necesita las guerras y la violencia para poder seguir controlando al personal.
Todo sigue igual, en los sesenta fue Vietnam, ahora es Irak, Afganistán, etc. Los EEUU siguen repartiendo su “democracia” a tiros y cañonazos, igual que siempre. Curiosa costumbre de querer “democratizar” a aquellos países que no coinciden con el pensamiento único del nuevo Orden Mundial.

Cuánto tienen que aprender los políticos, los mandamases, los banqueros, etc., de aquel soñador de Liverpool, cuántas veces tendrán que escuchar aquel “Imagine” para concienciarse de que el Planeta no es de nadie y es de todos. Y que todos somos personas, negros, amarillos, blancos y rojos.
Para concluir con este pequeño homenaje a Lennon (no será el primero ni el último que le haga) os dejo con unas estrofas de su siempre actual “Imagine”:

Imagina que no hay países / no es difícil de hacer / nadie por quien matar o morir / ni tampoco religión / imagina a toda la gente / viviendo la vida en paz...

Puedes decir que soy un soñador / pero no soy el único / espero que algún día te unas a nosotros / y el mundo vivirá como uno.

Miguel Ángel Rincón Peña

25 nov. 2010

ESTE SISTEMA ES UN CAOS

Más de una vez, he comentado en esta columna, algunas cuestiones de actualidad relacionadas con temas sociales, ecológicos, etc. Hay varias personas, asiduas a esta pequeña columna, que se han molestado en buscarme en la red de redes y me han escrito. La mayoría de ellos coinciden en una cosa, les interesan los temas sociales, y sobre todo, el de la Crisis. Me piden que hable de esta crisis que padecemos y que le dé caña a los políticos, empresarios y banqueros.

Está claro que la Crisis, es una de las preocupaciones más importantes que cualquier persona tiene en su mente en la actualidad. La Crisis ha hecho que las empresas echen a la calle a miles de trabajadores, y un gran número de ellas han ido directamente a la quiebra. También ha sido por culpa de la Crisis que los Bancos no ganen tanto como antes ganaban y que el Gobierno se haya sacado de la manga una reforma laboral y unos recortes vergonzosos. La cosa está tan mal, que me contaba el otro día un amigo, que llamó a su empresa para que le hicieran un adelanto de su nómina, porque no podía llegar a fin de mes, y su jefe le respondió que no tenían ni un euro y que, como siguiera la racha así, tendrían que pedir adelantos la empresa a los trabajadores. Puede parecer una anécdota o un simple chiste, pero desgraciadamente, es tan real como la vida misma. Así que mi amigo, no pudo llegar a fin de mes y tuvo de subsistir casi sin dinero alguno durante diez días, hasta que llegó el primero de mes y pudo cobrar. Penoso, pero por esas penurias están pasando muchos trabajadores hoy en día. Por no hablar de las personas a las que se les acaban las prestaciones por desempleo y se ven con una mano delante y otra detrás.

Los políticos, los Banqueros y los de la CEOE salen todos los días llorando en los telediarios, pidiéndonos que nos apretemos el cinturón, que la luz parece verse al final del túnel. Pero ellos no son los que pasan necesidades. Y es que vivimos en una dictadura de cara amable, la dictadura capitalista que nos hace ver que somos libres porque podemos comer cada día e ir a comprar a sus centros comerciales y estar informados con sus Medios. Ya falta menos para que los partidos políticos vuelvan a besarnos el trasero y a prometernos cosas que no cumplirán después. Quizá ya sea hora de preguntarnos si este Sistema depredador nos vale la pena.

Miguel Ángel Rincón Peña

11 nov. 2010

EL VICARIO DE ROMA

Hace unos días, España ha tenido el gozo de recibir al Vicario de Cristo en la Tierra, su Santidad el Papa Benedicto XVI.
El sucesor de San Pedro se paseó por las calles de Barcelona y Santiago de Compostela. Los fieles tuvieron la oportunidad de saludar a Benedicto XVI, que viajaba en su blindado Papamóvil. El Santo Padre fue recibido y acompañado por los Reyes de España y por políticos afines. A pesar de que este país, se supone que es aconfesional, la visita del Papa a tierras ibéricas nos costó a todos más de tres millones de euros. Pero, qué son tres millones de euros para un país como el nuestro, con cuatro millones de parados, con millones de trabajadores en precario, con una reforma laboral indecente, con las pensiones más bajas de Europa, etc. Parece mentira que se despilfarre ese dinero mientras por otro lado, se le pide a los ciudadanos que se aprieten el cinturón. Qué desvergüenza.
Y todos esos millones y todo ese despliegue de medios técnicos y humanos, para recibir a un Papa que cuando joven militó en las juventudes hitlerianas, un Papa retrogrado a más no poder, que no duda en atacar a los homosexuales mientras protege a sus curas pederastas.
Yo que no soy católico, ni apostólico y mucho menos romano, estoy muy de acuerdo con un tal Karl Marx, cuando afirmó que la Religión es el opio del Pueblo. Y el centro de operaciones de ese “opio” es el Vaticano. Buen negocio tienen allí montado los jerarcas de la curia romana.
Antes de acabar con este artículo, me gustaría recordar y homenajear desde esta humilde columna, al Pueblo saharahui, que en estos días está sufriendo los ataques intensivos de la dictadura marroquí. Marruecos está llevando a cabo una campaña de terror contra los saharauis. Todo eso está pasando bajo la pasividad de la comunidad internacional. Europa y España, concretamente, miran hacia otro lado mientras los saharauis están siendo asesinados, desaparecidos, encarcelados y reprimidos. Será que hay muchos negocios entre España y Marruecos (por no hablar de la amistad del Borbón con el Rey dictador marroquí). Los negocios se traducen en dinero, y el dinero prevalece sobre la vida humana, en este caso, la vida de los saharauis.

Miguel Ángel Rincón Peña

27 oct. 2010

LA TECNOLOGÍA Y EL AMOR

Decía el grupo granadino “Cero noventa y uno” aquello de que el Amor está debajo de las piedras, y puede que tuvieran razón. El Amor se puede encontrar en la barra de los bares más olvidados de la madrugada, en una boca de metro, en la parada del autobús, en la cola del supermercado, etc. Ahora, gracias a la tecnología, el Amor también puede encontrarse a miles de kilómetros, través de Internet.
El Nóbel, Severo Ochoa, afirmó que el Amor es física y química, Internet parece que también puede conseguir ese efecto, esa receta mágica que hace que la gente se enamore con un teclado, una pantalla y una conexión a alguna red social, con el Messenger, o cualquier otro invento. A mi estas cosas siempre me parecieron bastante frías. Conocer a otra persona que se encuentra, por ejemplo, al otro lado del océano Atlántico mediante un click, me parece de ciencia ficción, pero la tecnología avanza que es una barbaridad.
Tengo varios amigos y amigas que supuestamente se han enamorado a distancia, por Internet, y a unos la experiencia les ha sido favorable, a otros, no tanto. La verdad es que es un buen invento para la gente que por un motivo u otro se encuentra sola. Esta sociedad en la que vivimos, frecuentemente, suele crear muchos solitarios (solos en medio de la multitud). No les ha pasado nunca, el estar en un sitio rodeado de gente, ejemplo gran centro comercial, donde una marabunta camina como si fueran autómatas de escaparate en escaparate, y sentirse en la más absoluta soledad. Supongo que sí, a mí me sucede con frecuencia, por eso trato de pisar lo menos posible esas zonas comerciales donde el Hombre se deshumaniza para convertirse en un pelele consumista: De diez a dos comprar, de dos a dos y cuarto engullir comida basura en cualquier establecimiento de cuyos nombres no voy a hacer publicidad. Y luego, al coche, de vuelta al atasco y a la rutina. No me extraña que ese Sistema engendre soledades.
Pero volviendo al tema principal que nos ocupa hoy, el Amor se ha vuelto, además, virtual y tiene enganchados a miles, qué digo miles, millones de personas en todo el planeta. Una maestra en Arcos puede estar enamorada de un ché argentino. Y un electricista noruego de una neoyorkina. La tecnología y el Amor, una relación revolucionaria.

Miguel Ángel Rincón Peña

21 oct. 2010

FELIPE Y LETIZIA

Últimamente, algunas televisiones se han lanzado a recrear, mediante series por capítulos, hechos tanto del pasado como de la actualidad. Algunas de ellas pueden resultar interesantes, sin embargo otras, rozan lo cutre-rosa. Valga como ejemplo de esto último, la serie que se han sacado de la manga los de Telecinco con “Felipe y Letizia”. En dicha mini-serie, se narra la relación de los principitos de España.
Considero que es un nuevo intento por enseñar la mejor cara de la Monarquía española y enaltecerla.

No sé por qué, la llamada prensa rosa o del “corazón”, ha tenido siempre una gran simpatía por todo lo relacionado con la Monarquía. Será que hablar y escribir sobre ellos ofrece pingües beneficios. Así, las revistas y programas de alcahueterías se ponen las botas hablando de los borbones y de todo lo que les rodea (algo parecido a lo de la familia de Jesulín, pero a otro nivel).

Como decía al principio, los principitos de Asturias, son admirados por sus súbditos, que no dudan en llevar sus vidas de cuento a la pequeña pantalla. Además de sangre real, los príncipes también tienen sangre cuché, como el papel, y son carne de cañón para los marujeos mediáticos.
Y como castigo por el estreno de esta mini-serie, los súbditos del reino de España, tendremos que aguantar el consiguiente bombardeo de habladurías televisivas, radiofónicas, etc., sobre la bonita relación amorosa del Felipe y la Letizia (que con la z tiene más glamour).

Yo supongo que esto de la Monarquía tendrá que acabar alguna vez, quizá cuando desaparezca esta institución, España será un poco más democrática, porque, ya me dirán ustedes qué tienen de democráticas las monarquías. Son injustas, machistas, desactualizadas, totalitarias, consanguíneas, etc., y encima las pagamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos. Sus bodas, sus convites, sus yates, sus coches oficiales, sus sueldos, y en definitiva, sus lujos, salen del bolsillo del contribuyente, con una dotación estatal millonaria.
La función del Rey: saludar con la mano, mandar a callar al Chávez y engendrar una gran familia de parásitos reales.

Y pienso yo, ¿no le vendría mejor, a nuestra democracia, una República?


Miguel Ángel Rincón Peña

13 oct. 2010

CUARENTENA

El viernes pasado tuve la suerte de asistir, como público, a un concierto de Rock, de esos que cuando uno sale por la puerta, piensa que mereció la pena. Una hora y pico de guitarreo incesante y de aullidos metaleros que pusieron la carne de gallina a más de uno. Música y letras comprometidas que rebosan juventud, rebeldía y ganas de hacer cosas originales. Cuarentena, es un grupo nacido en Prado del Rey que con su buena música y humildad, apuntan alto.
Yo tengo la suerte de conocerlos bien, tengo la fortuna de colaborar con ellos y he de decir que hacen falta muchos grupos así, grupos frescos y diferentes, que ofrezcan una bocanada de aire a los pulmones del maltrecho panorama musical de la provincia.

Verlos así, con esa energía y con esas ganas, me hace recordar a otros chavales que, allá por el año noventa y seis, empezaban en un garaje a crear canciones con más ilusión que conocimientos. Cuando cuatro o cinco amigos se reúnen para hacer un grupo musical, todas sus vidas giran alrededor de ese grupo, y se convierte en una comuna, todos para uno y uno para todos. Con mucho esfuerzo, poco a poco, van adquiriendo los instrumentos y los amplificadores. Ensayo tras ensayo hasta llegar a su primer concierto. El primero, como en todo, siempre es especial, aunque no salga como a uno le gustaría que saliese, pero siempre, en el recuerdo, será el mejor.

Como ya he hecho más veces, desde aquí, hago un llamamiento a los estamentos públicos para que muestren su apoyo decidido hacia estos grupos que empiezan. Para ellos no hay certámenes en radio ni en televisión, cosa que para el pop enlatado (OT) o para el folklore nacional (Se llama Copla) sí que hay, y disfrutan de horas de televisión y de una magnífica promoción. Para los grupos de Rock no hay nada de eso, así que las instituciones públicas deberían de ayudar para que no pareciese injusto el doble trato que se ofrece, al día de hoy, a los diferentes estilos musicales.
Seguramente, la crisis sea una buena excusa para los que nos gobiernan, a ella recurren y en ella se escudan cuando tienen que dar la cara. Sea cómo sea, grupos como Cuarentena, están por la labor de hacer su camino musical a pesar de los pesares. Salud y Rock & Roll.

Miguel Ángel Rincón Peña

23 sept. 2010

UFO

Lo que les voy a contar es totalmente cierto. Un buen amigo mío me lo relató con pelos y señales hace unas semanas. Durante todo ese tiempo, he estado planteándome escribir sobre ello o no. Normalmente la gente no suele hacerle mucho caso a estas cuestiones, incluso yo suelo ser muy escéptico en materias misteriosas, pero hay veces que uno se tiene que rendir ante la evidencia.
Sucede que el otro día, me llama un amigo y me dice que quiere que quedemos para vernos, pues tiene algo que comentarme. Al par de horas estábamos en la terraza de un bar con dos rubias en la mesa. Entonces mi amigo (pongamos que se llama Manolo) me sorprendió contándome lo que ahora les relato:
Manolo trabaja de camarero en un pueblo cercano. Volvía por la carretera de madrugada. No había Luna, estaba nublado y la carretera solitaria. Tras una de las curvas Manolo pudo ver una luz muy fuerte en medio de la carretera, en seguida pensó que sería un accidente y se acercó disminuyendo la velocidad de su vehículo. Al llegar al sitio, se encontró con algo que no podrá olvidar. Según Manolo, en la carretera se encontraba una especie de “cosa” redonda y metalizada bastante sospechosa. Mi amigo intentó arrancar el coche y ahuecar el ala lo antes posible, pero el coche no respondió, entonces aquella nave circular empezó a abrirse por uno de los laterales. Eso es lo último que Manolo recuerda. Cuando despertó se encontró en su cama, miró su reloj y habían pasado 2 horas y 25 minutos. Qué pasó en ese espacio de tiempo. Cómo llegó Manolo a su cama. Esas son cuestiones que se nos escapan y que no podemos llegar a comprender por mucho que queramos, sobre todo si no somos nosotros los protagonistas.
Una de las cosas que más me impactó, fueron las pruebas físicas que mi amigo me enseñó. Tenía en el interior de la boca varias llagas bastante importantes, también tenía unas pequeñas quemaduras tras las orejas. Desde entonces tiene frecuentes dolores de cabeza. Actualmente, Manolo está de baja por depresión, tiene pesadillas y un poco de paranoia cuando camina por la calle. Desde aquella noche no ha vuelto a conducir un coche. ¿Realidad o ficción? pues quién sabe.

Miguel Ángel Rincón Peña

15 sept. 2010

ALTO A LA GUARDIA CIVIL

Miren ustedes si estará mala la cosa que ya hasta la Guardia Civil se manifiesta. Y eso que el Ministerio del Interior les ha prohibido las manifestaciones, pero la Benemérita, haciendo gala de su astucia y en un juego de palabras, cambia manifestación por concentración.
Los guardias civiles reivindican “derechos laborales”, pues creen que dichos derechos se están viendo vulnerados. Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Madrid prohibió cualquier manifestación porque tienen constitucional y legalmente prohibido el derecho de reunión y manifestación cuando su objetivo sea de carácter político o sindical, dado el carácter militar del instituto armado.
Lo último que me esperaba ver era a los guardias civiles ataviados con megáfonos y pancartas reivindicando sus derechos. Y es que la vida puede dar tantas vueltas…
Me pregunto, qué dirán los obreros que sufrieron los palos de la Guardia Civil cuando se concentraban defendiendo sus derechos como los están defendiendo ahora los guardias. Poco le importaba entonces a la Guardia Civil utilizar la porra contra esos manifestantes e incluso detenerlos. ¿Debería ahora enviar el Gobierno a la Policía Nacional a pegarles porrazos a los guardias civiles? Sería divertido ver a los azules de la gorra correr porra en mano tras los verdes del tricornio.
En fin, tampoco quiero yo meterme mucho con la Benemérita, vaya a ser que se queden con mi cara y en algún control de carretera me pongan multas hasta por respirar. Solamente diré que el Gobierno debería desmilitarizar la Guardia Civil.
Y cambiando a otro tema que nada tiene que ver con el anterior, me gustaría desde aquí manifestar mi más profunda y radical repulsa hacia un acto sanguinario como es el de la “celebración” del Toro de la Vega de Tordesillas. Un acto de salvajismo que devuelve a la especie humana al medievo. También medieval y repugnante es la actitud de la alcaldesa de esa localidad, María del Milagro Zarzuelo (PP), cuando declara que este año el festejo ha sido "fantástico, limpio y rápido". Si tienen oportunidad vean en Internet los videos y las fotos de tal “festejo” y opinen si matar a un toro a lanzadas y puñaladas es fantástico y limpio.

Miguel Ángel Rincón Peña



9 sept. 2010

ORQUESTAS Y VERBENAS

Allá por los años noventa, cuando un servidor era un jovencito, acudía con algunos amigos, aficionados a la música, a las verbenas para ver y escuchar a las orquestas que tocaban en las Fiestas. La música de las orquestas no era precisamente de nuestro gusto, pero nos gustaba ver cómo tocaban y curiosear los instrumentos que utilizaban, los equipos de sonido, y por qué no decirlo, ver a las bailarinas y coristas.
Ahora que ya termina la temporada veraniega y los pueblos de la comarca ya han celebrado sus fiestas o están a punto de celebrarlas, éste que esto escribe ha tenido la oportunidad de visitar algunas ferias y entrar en las verbenas para recordar viejos tiempos viendo a las orquestas en su salsa.
Fue triste comprobar que encima del escenario solamente había un señor con un par de ordenadores haciendo como que tocaba el piano y otro señor cantando. Y eso se ha repetido en casi todas las ferias donde he ido. Dónde están aquellas orquestas con su trompeta y su saxofón, con su guitarra, su bajo y su batería, con sus teclados, con aquel técnico sentado a los mandos de la mesa de mezcla cuidando el sonido y la iluminación. Nada de eso pude encontrar.
Seguramente sea achacable, como todo, a esa cosa llamada Crisis y que se está cargando la cultura y otras muchas cosas en este país. Los ayuntamientos, que están con el agua al cuello, para las fiestas prefieren contratar a un dúo que le sale por cuatro perras, antes que una buena orquesta, aunque ello vaya en detrimento de nuestros oídos y del buen gusto musical.
Comentando este tema con algunos amigos músicos, me decían que hay multitud de orquestas que han desaparecido y otras han tenido que despedir músicos y bajarse el caché hasta límites ridículos para poder seguir adelante.
Espero que por el bien de esos músicos, que se recorren las carreteras, de pueblo en pueblo, la situación mejore y puedan seguir ofreciendo su música y animando las verbenas de nuestros pueblos como siempre. ¡Larga vida a las orquestas pachangueras!

Miguel Ángel Rincón Peña



2 sept. 2010

ORWELL TENÍA RAZÓN

Hay quienes creen a pies juntillas lo de las conspiraciones, y compran libros y ven programas en la televisión en los que hablan de cómo las conspiraciones existen y se están llevando a cabo ahora mismo.
Yo no soy mucho de creer en los temas conspiranóicos, pero sí que es cierto que a veces, uno se plantea -tal y cómo está el Mundo- que puede existir, por ejemplo, un Gobierno mundial en la sombra, dirigido, entre otros, por el famoso y selecto club Bilderberg. Éste club lo forman las personas con más poder e influencia del planeta, y en sus reuniones deciden la política a seguir del capitalismo, entre otras cosas. Siempre están en el punto de mira de los amantes de las teorías de la conspiración.
Pero lo que sí está claro, es el control al que estamos sometidos por parte del Poder. ¿Recuerdan la novela 1984, escrita por George Orwell? Pues al final, aquel argumento se está haciendo realidad. La novela hacía referencia a un sistema en donde un “Gran Hermano” controlaba por completo a los ciudadanos. Y hoy en día es así. Si entramos al Banco, hay varias cámaras que nos están grabando, pero no solamente en el Banco, si salimos a dar un paseo, en ciertas calles también hay cámaras, en Inglaterra existen cámaras con micrófonos, además de ver lo que hacemos, también saben de lo que hablamos. Al igual que pueden escuchar nuestros teléfonos, o saber qué programa vemos en la tele. Y en Internet, este control se multiplica y se hace agobiante. Si se fijan, las redes sociales son en realidad instrumentos para controlar a la población. Un ciudadano cualquiera, se crea un perfil en, por ejemplo, Facebook, y pone sus datos personales, sus gustos, sus creencias, etc., y también sus comentarios sobre cualquier tema. Ayer vi en los informativos cómo la policía había detenido a una chica por cultivar marihuana en su casa, esta chica puso en una red social fotos con la cosecha cannábica y fue lo peor que pudo hacer. También tenemos aviones espías y satélites que pueden fotografiar el instante en el que usted se arrasca el ombligo en su terraza.
Con este panorama es normal que a más de uno se le pase por la cabeza lo de las teorías de las conspiraciones y piense que estamos siendo controlados y dirigidos por un Poder en la sombra. Así que si queremos un poco de intimidad pareceremos auténticos paranoicos, porque visto lo visto, este control irá a más.

Miguel Ángel Rincón Peña

19 ago. 2010

FRONTERAS

Se imaginan ustedes que al fin, el ser humano adquiera la madurez necesaria para alcanzar la conciencia suficiente y, conseguir así, la igualdad entre todos los hombres y mujeres del planeta. Que lo que importe sea la fraternidad entre los pueblos del Mundo por encima del dinero y del poder. Quizá así, se acabe con las guerras, con las fronteras, con el racismo, con el hambre y la desigualdad y con todas esas cosas que degradan al Hombre y lo convierten en un lobo para sí mismo.
Pero hasta que llegue ese utópico momento (si es que llega, pues cada vez creo menos en el ser humano) tendremos que seguir soportando todas las injusticias que nos rodean. Una de esas grandes injusticias lleva sucediendo años, a tan sólo unos kilómetros de nuestras casas, en la frontera de Ceuta y Melilla.
En estos días ha saltado la polémica. Parece ser que el Gobierno marroquí ha denunciado ahora que la Guardia Civil maltrata a los subsaharianos en dichas fronteras. Puede que sea verdad y por ello, desde Rabat tendrán que aportar pruebas de ello. Lo que sí está comprobado, por los testimonios de los médicos y presos saharauis, es que en las cárceles del dictador marroquí se practica la tortura, mientras que los gobiernos occidentales vuelven la cara hacia otro lado.
Es indignante ver a los políticos y poderes mediáticos de “las Españas“, pedir la liberación de los presos cubanos y lanzar encendidos ataques contra el Gobierno de Cuba, mientras a unos cuantos kilómetros de aquí, se está torturando, maltratando y oprimiendo a un pueblo, el Saharaui. Será que el Rey marroquí es amiguito del Rey español y no interesa crear conflictos de ese tipo. Y para que todo este embrollo de guardias civiles, de reyes, de fronteras, de subsaharianos, etc., sea como un guión de Mariano Ozores, aparece en la escena José María Aznar. Resulta que este sujeto, mientras fue presidente del Gobierno de España, no visitó ni una sola vez Melilla. Qué curioso que ahora, en medio de la polémica fronteriza, decida visitar la ciudad autónoma.
En fin, me despido con una reflexión: “Las fronteras no sólo dividen los territorios sino también las personas”.

Miguel Ángel Rincón Peña

13 ago. 2010

ESCRITORES MALDITOS

Cuando leemos un libro, generalmente, no nos damos cuenta que algunos de nuestros escritores favoritos, y muchos otros desconocidos, a parte de esa vida pública que más o menos conocemos, tienen otra oculta de la que la mayoría de la gente no está al tanto.
Este es el caso de insignes autores como el gran Edgar A. Poe, H. P. Lovecraft, Charles Baudelaire o Arthur Rimbaud entre otros muchos. Genios sin duda, pero también personas que cayeron en terribles depresiones, que sufrieron infernales pesadillas, que se desdoblaron para alcanzar un conocimiento oculto, que vivieron y murieron, en la mayoría de los casos, en la miseria y el olvido. Pero qué sería de la literatura sin estos genios malditos, qué sería sin sus escenarios de dolor, sin esos ambientes oníricos, sin el terror y el agobio que desprenden sus obras, en definitiva, sin sus prodigiosos talentos. Ellos fueron escribanos transcriptores de otros mundos que, sin duda, siguen estando en éste. Estos hombres fueron unos adelantados a su tiempo, sabios que pudieron comprobar, con tristeza y a veces con rabia, que sus contemporáneos no supiesen valorar sus grandes obras en vida.
En estos días, cuando aprieta el calor y las tardes se hacen imposibles, he estado releyendo algunos libros de Lovecraft, Poe, Sade, y sobre todo de Baudelaire. En sus relatos, en sus cuentos, en sus versos, se puede vislumbrar algunas de sus ansiedades, sus miedos, sus grandezas y sus miserias.
Fueron escritores que preferían la oscura noche al brillante día, que gustaban de vivir una vida imaginaria llena de espíritus, monstruos, hadas, infiernos, etc., antes que la vida real, siempre tan rutinaria e indiferente. La bebida y las drogas, básicamente, son una prueba inequívoca de la desesperación en que vivían estos genios.
Me llevaría mucho tiempo y mucho espacio hacer referencia de todos esos escritores calificados de “malditos”, se me quedan en el tintero, nombres de la relevancia de Theophile Gautier, R. M. Rilke, William Blake, o el sevillano Gustavo Adolfo Bécquer. Sirva este artículo para animar a la lectura de estos grandes autores. Sumérjanse en sus obras para sofocar estas temperaturas.

Miguel Ángel Rincón Peña


Nota: Artículo adaptado del publicado por Miguel A. Rincón en el nº 79 de la revista Misterios y fenómenos extraños (octubre 2007)

3 ago. 2010

CANNABIS

Hace unos 2.700 años, en la tumba de una momia caucásica del oeste de China, en Yanghai, desierto del Gobi, se encontró 789 gramos de cannabis. Se trataba de un chamán de la cultura Gushi. A los investigadores y arqueólogos no les consta que en esa zona se utilizara el cáñamo como alimento o para la confección, así que se cree que era cultivada y utilizada de modo terapéutico o adivinatorio. En Judea también se utilizaba como sedante en los partos. Médicos y científicos de la antigüedad, como Dioscórides, Galeno, Paracelso o el mismísimo padre de la medicina Hipócrates, utilizaron plantas como la marihuana con fines medicinales.

El cannabis fue criminalizado y declarado como sustancia ilegal en casi todo el mundo en el siglo XX, quizá a causa de esa hipocresía de la que el ser humano ha hecho gala a lo largo de la historia. Muchos nos seguimos preguntando, quién tiene el poder ético y moral para decidir ilegalizar una planta milenaria, como es la del cañamo. Qué político, qué legislador puede prohibir el uso del cannabis a un enfermo de esclerosis múltiple, o a un enfermo que padezca por ejemplo una enfermedad inflamatoria intestinal o un tumor, etc.
El que esto firma, padece una enfermedad inflamatoria intestinal llamada Crohn. Algunos médicos, desamparados en este aspecto por la ley y por los prejuicios de la sociedad, recomiendan el uso de cannabis, pero recuerdan que es ilegal, a mi me lo aconsejó uno hace ya años, haciendo caso a nuevos estudios sobre el uso de marihuana como terapia en estas enfermedades. Los beneficios del cannabis en las enfermedades inflamatorias intestinales se basan en su efecto anti inflamatorio, regulador de la motilidad intestinal, inmuno modulador, etc.

Existen muchas asociaciones de enfermos que hacen campaña por la legalización del cannabis para uso medicinal. El Gobierno debería escuchar más a los médicos y científicos y menos a los conservadores. Si se legalizara se acabaría con el mercado negro y los enfermos podrían acceder sin problemas a un cannabis con control de calidad. De todas formas, la marihuana seguirá utilizándose como antaño, porque lo natural no puede ser ilegal y como dijo Paracelso: "Sólo la dosis hace que algo se convierta en veneno”.

Miguel Ángel Rincón Peña

29 jul. 2010

BYE, BYE, TORERO...

Era de esperar, al final se cumplieron los pronósticos y ha saltado la gran polémica. Toros sí, toros no. Ayer, el Parlamento de Cataluña decidió prohibir las corridas de toros en todo el territorio catalán. Todos los aficionados, ganaderos, toreros y demás personas ligadas a la denominada “fiesta nacional”, han montado en cólera por esta decisión de los parlamentarios de prohibir lo que para algunos es Arte, Cultura y seña de identidad española y para otros simplemente maltrato, tortura y violencia hacia un animal, en este caso, el toro.
Pero Cataluña no es la primera comunidad autónoma que prohíbe las corridas de toros, ya en 1991, Canarias, fue la pionera en legislar sobre este asunto con la Ley Canaria de Protección de Animales, que descartaba los espectáculos sangrientos con animales.

Los aficionados taurinos aseguran que el toro no sufre en la plaza, que el toro ha nacido para eso y no tiene otra función que la de ser lidiado en el albero y el de divertir al público asistente. Sin embargo, el sector antitaurino, defiende la teoría de que el toro es un animal, como el Hombre, y que por lo tanto siente y sufre como el que más. Yo, particularmente siempre he opinado que los animales no deben de servir como entretenimiento ni como diversión para el Hombre. No soporto a la gente que defiende la violencia gratuita en cualquiera de sus diferentes formatos. Al igual que se prohíbe ahora el lamentable espectáculo de las corridas de toros, también se debería legislar la utilización de animales en los circos y en otros espectáculos donde los animales son utilizados como diversión, con el maltrato animal que en la mayoría de los casos conlleva.

Comprendo que, y siguiendo con el tema taurino, haya quienes echen de menos ir a las plazas a ver como un tipo vestido de no se sabe qué, marea a un toro, maltratándolo hasta su muerte. Yo recomendaría a esas personas, que no se preocupen, que en vez de a los toros vayan al teatro o al cine, y si esos espectáculos les aburren, prueben con el fútbol, que ahí no se maltrata a nadie (bueno, a veces al árbitro).

Miguel Ángel Rincón Peña

21 jul. 2010

CRISIS VS CULTURA

Recuerdo una frase que me dijo hace tiempo un viejo poeta; “la Cultura es como el pan y no se puede vivir sin pan“. Él lo había aprendido a lo largo de su vida. En el siglo pasado, allá por los años cincuenta, donde ni había pan y mucho menos cultura, el régimen franquista se encargaba de que la Cultura no llegará al pueblo, las autoridades querían un Pueblo que no pensase por sí mismo, que no pudiera acceder a los grandes pensadores a través de los libros, y se dedicaron a la censura en todos los ámbitos culturales, ya fuera cine, literatura, etc.

Poco a poco, con mucho trabajo, se ha logrado que la Cultura siga adelante y sea accesible al Pueblo, sin distinción de clases sociales, pero de un tiempo a esta parte, queridos lectores, con la crisis hemos topado. La Cultura vuelve a estar amenazada, puesto que las partidas económicas que se le dedicaban han sido rebajadas a mínimos preocupantes.

Es increíble, si echamos un vistazo al panorama cultural, nos daremos cuenta de que hay multitud de personas interesadas en diferentes facetas culturales, chavales que empiezan a tocar en grupos musicales, pintores, poetas, cantantes y un largo etcétera. Esta gente necesita apoyo, y el único que encuentran viene dado por la iniciativa privada. Pienso yo, que si las delegaciones municipales de cultura de los ayuntamientos, que suelen ser las que están más en contacto con el Pueblo, no tienen economía suficiente para pagar actuaciones de grupos noveles ni para editar sus discos, o para publicarle un libro al escritor que comienza, sí que deberían de estrujarse la cabeza y buscar alternativas. Los concejales de cultura están para algo más que para ocupar un asiento en el Pleno municipal. Cuánto le cuesta a un ayuntamiento organizar un concierto o un recital de poesía y dar así promoción a los artistas locales. Muy poco. Parece que la crisis también ha llegado a los cerebros de los políticos de la sierra y no les deja pensar con claridad. Así que, viendo la desidia y la economía que tienen las instituciones públicas, aconsejo a los artistas que saquen fuerzas de flaqueza, que no se desanimen y que tengan iniciativa e imaginación. En Arcos de la frontera tenemos el ejemplo del gran Miguel Chamizo, uno de los grandes de la guitarra y que se ha tenido que autoproducir su disco. Algo muy meritorio y que pocos se atreven a hacer. Todo un ejemplo para los que empiezan en ese difícil mundo.

Miguel Ángel Rincón Peña

15 jul. 2010

SOMOS FELICES

La felicidad, es un estado de ánimo en el que se nos cambia la cara, los gestos, y nos sentimos bastante bien. Incluso en tiempos de crisis hay mucha gente feliz. Para ser felices no necesitamos buenos coches, ni un trabajo estable, ni siquiera un hogar donde poder vivir dignamente. Para ser felices, millones de personas, solamente necesitan que la Selección española de Fútbol gane un Mundial. Es entonces cuando la alegría y la felicidad inundan las calles en forma de marea humana. La música, el espectáculo, el colorido se apodera de nosotros y nos sentimos dichosos.

Poco importa la realidad cotidiana, durante unas horas, durante unos días, vivimos en una nube, y los parados se sienten bien en la cola del paro, y se ven con otros ojos todas las facturas que tenemos acumuladas. En estos días de éxtasis, de orgasmo colectivo, a quién le puede importar que el Gobierno reforme la ley laboral, o que suba el IVA.

Y si nos venimos un poco abajo, para eso está la televisión, para levantarnos el ánimo con informativos, programas especiales y anuncios sobre nuestros ídolos, sobre nuestros admirados héroes nacionales. Veintitrés semidioses que han sido capaces de hacer historia, ganando la Copa del Mundo. Y es que, además de jugar bien al fútbol, lo tienen todo, oigan, son guapos, jóvenes, campechanos (como el Rey), y ahora, un poco más ricos que antes de que empezara el Mundial. ¿Se puede pedir más? Imposible, son perfectos, es normal que traigan locas a todas las muchachas (y a algunos muchachos también), son lo que toda madre querría para su hija.

Ahora que ya terminó la competición mundial, ellos, los jóvenes apuestos, se marcharán a pasar unas lindas y merecidas vacaciones a paraísos terrenales, antes de volver a sus duros trabajos. La gente normal, seguirá con su vida y esperará ansiosa a que empiece la Liga, así volverá a vibrar con los goles de sus ídolos. Los políticos seguirán con sus cosas, ya saben, lo de siempre. Y el mundo seguirá girando, y con el paso de los años, todos los españolitos recordaremos este 2010 no como el año de la crisis, ese que nos dejó con una mano delante y otra detrás, sino como “el año que ganamos el Mundial”.

Miguel Ángel Rincón Peña.

30 jun. 2010

PLATERO Y YO

Esta mañana me levanté medio depresivo, estoy ya en el periodo de vacaciones y en vez de alegrarme, me pongo depre. ¡No hay quién me entienda!
En fin, como decía, me levanté triste, abrí la ventana y dejé entrar la luz brillante de la mañana. Me senté y encendí el ordenador, después de pasar por la ducha y por la cocina. Empecé a navegar, con la mano derecha en el ratón y la izquierda sujetando la tostada con manteca “colorá” que me estaba metiendo entre pecho y espalda. Entre tanto iba leyendo los titulares de la prensa nacional. Mis ganas de arrojarme por la primera ventana que encontrase abierta iban creciendo con cada nueva noticia que leía, así que decidí cerrar la página de los diarios y abrir el correo, a ver quién me ha escrito hoy, pensé. Un par de mensajes basuras (o spam que le dicen ahora), otro par de correos de esos en cadena que ya ni los abres porque sabes que son una gilipollez hechos por y para perder el tiempo y, por fin, un correo interesante y que sin duda me alegró el día, me lo enviaba mi antiguo maestro Don Antonio Ramos, y en el asunto: “Platero y yo“. Y yo sabía por qué me lo enviaba.
Recuerdo cuando un servidor cursaba 5º y él era mi maestro. Recuerdo que le comenté que me habían regalado un libro de Juan Ramón Jiménez, llamado Platero y yo. Entonces Don Antonio me pidió que se lo prestara para leerlo en clase. Recuerdo que todas las tardes (antes también había clases por la tarde) sobre las cuatro, nos leía un capítulo de dicho libro. Yo estaba sentado en un pupitre junto al ventanal y me encantaba escuchar las aventuras del poeta y de aquel burrito pequeño, peludo, suave: tan blando por fuera que se diría todo de algodón. Me gustaba aquel silencio de la tarde lenta, y si llovía fuera, mucho mejor, pues el sonido de la lluvia creaba un ambiente idóneo. Todo era perfecto.
A partir de entonces, nunca más abandonaría aquel libro, aún lo tengo en mi estantería como recuerdo imborrable de mi infancia, de aquel colegio y de mi maestro, que ahora, en estos tiempos, en vez de leerme el libro, me lo envía vía e-mail. ¡Cómo cambian los tiempos!

Miguel Ángel Rincón Peña

16 jun. 2010

HÉROE O BANDIDO

El pasado domingo fui, como es habitual en mí, al cine. En esa ocasión me decidí a ver la película dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Russell Crowe y Cate Blanchett. Hablo de Robin Hood. El héroe inglés que junto a sus compañeros robaba a los ricos para dárselo a los pobres.

Viendo la película, le comenté a mi acompañante que Robin Hood tiene cierto parecido, salvando todas las distancias, con otro héroe mucho más cercano a nosotros. Un hombre llamado José María Hinojosa Cobacho, más conocido por el sobrenombre de “El Tempranillo”. Este Cordobés, jornalero desde niño al igual que sus padres y abuelos, se cansó de que los señoritos y ricachones se aprovecharan de él y de los que como él, tuvieron la mala suerte de nacer pobres.

Sierra Morena le sirvió de abrigo cuando con 15 años se hizo bandolero. A los 18 creó su propia banda y se especializó en asaltos a carruajes y diligencias, sobre todo de la Hacienda del Reino del rey Fernando VII. El Tempranillo se ganó el calificativo de "el bandido bueno", ya que era capaz de repartir más dinero a sus compañeros que a él mismo y si un pueblo estaba en situación precaria, él daba grandes sumas de dinero. También solía ayudar a gente pobre. Fue un auténtico azote de los latifundistas y de los caciques andaluces. Pero no todo en la vida de José María fue aventura y violencia. También hubo amor. Se casó con María Jerónima, una joven y bella gaditana que le robó el corazón, quedando embarazada del famoso bandolero. Pero duraría poco la dicha. En un cortijo de Grazalema, en una emboscada de los Migueletes, justo en el momento del parto, María Jerónima murió, dejando al recién nacido en los brazos de su padre, el cual pudo escapar del tiroteo con el pequeño a caballo. Se forjaba aún más la leyenda del Tempranillo, un hombre perseguido y acosado por la ley el cual terminaría sus días asesinado por otro bandolero. Una vida de película que bien podría ser llevada al cine como superproducción, al estilo de Robin Hood. Pero ya se sabe, esto no es Hollywood.

Termino con una coplilla que recorría Andalucía: Por la Sierra Morena va una “partía” y el capitán se llama José María. ¿Quién diría que rey manda en España?, ¿quién lo diría? Cuando en la sierra manda José María.

Miguel Ángel Rincón Peña

9 jun. 2010

ASAMBLEAS DE PARADOS

En estos tiempos inciertos y confusos, en los que el Partido Popular, en palabras de Cospedal, dice defender los derechos de los trabajadores, en los que la huelga de funcionarios del pasado día 8 fue un fracaso ganado a pulso por los sindicatos mayoritarios, en estos tiempos en los que el Eurogrupo exige a Zapatero que prepare aún más medidas de ajuste, en los que una reforma laboral se nos viene encima…
En estos tiempos en que el desempleo se traduce en más de cuatro millones de parados, por fin parece que la gente se está uniendo. Cada vez son más las noticias que nos llegan de la unión de trabajadores desempleados que se constituyen en las llamadas Asambleas de parados. Todo un ejemplo de reivindicación, de lucha y de dignidad.
Tuve la suerte que asistir a una de las reuniones que una de estas asambleas hizo para informar sobre sus actividades. Una treintena de personas desempleadas decidieron dar un importante paso y organizarse para defender sus derechos, ya que los sindicatos y partidos políticos son incapaces de hacerlo. Es lo que se llama, la acción directa.
Aunque cada vez son más las personas que se organizan en estas asambleas, aún falta mucho camino por recorrer hasta concienciar a las demás, esas que, estando desempleadas, siguen sentadas en el sillón, cobrando las ayudas del Estado y viendo la tele. Coincido con los asamblearios cuando afirman que ya está bien de indiferencia, que es hora de decirle al gobierno local, a la Junta y al gobierno central que tras los datos del paro no hay números sino personas y que esas personas reivindican algo tan fundamental como el derecho al trabajo y a un sueldo digno con el que poder vivir.
Seguramente, el próximo viernes, día 11, se nos pasé el disgusto de la crisis, porque comienza el tan esperado Mundial de Fútbol 2010 de Sudáfrica. Un espectáculo que seguiremos pegados a las pantallas, animando hasta quedar sin voz a una selección de jóvenes millonarios que se dedican a pegar patadas a una pelota de cuero con la finalidad de colarla entre tres palos y una red. Paradojas de la vida.

Miguel Ángel Rincón Peña

2 jun. 2010

EUROVISIÓN

Como ya se habrán enterado, otro año que España hace el ridículo en Eurovisión, y van ya…
En esta ocasión, Daniel Diges, ha quedado en la posición decimoquinta. Es un puesto ridículo pero como resulta que en otros años pasados se ha quedado muchísimo peor y que en esta edición se coló un espontáneo cuando cantaba el español, se ha disimulado un poco el fracaso eurovisivo. A mi modo de ver, España presentó más de lo mismo, una canción de lo más “ñoña” interpretada por un cantante no menos “ñoño”.
Como imaginaran, a mi me importa bien poco todo lo que rodea a Eurovisión, ni siquiera sé quiénes eligen y con qué criterios a la canción y al artista que representará a este país, lo que sí sé es que tienen un mal gusto impresionante. Miren a los turcos, presentan al certamen a un grupo de Rock y van y quedan los segundos.
Y es que, queridos lectores, en España siempre se apuesta por lo hortera, por la música enlatada, dejando la calidad, la originalidad y el buen gusto en un segundo plano. Pero esta circunstancia no es nueva, sucede en nuestro país no solamente con la música, sino en todos los aspectos de la vida. Y así nos va. Por ejemplo, miren el panorama político estatal, dónde está la calidad y la originalidad en el congreso de los diputados, son todos aburridos, cortados por el mismo patrón. Y qué me dicen del bipartidismo al que nos quieren acostumbrar PP-PSOE, PSOE-PP, tanto monta, monta tanto. Todo el tiempo tirándose los trastos a la cabeza, todo el tiempo igual, los unos criticando a los otros y viceversa. No piensan en otra cosa que no sea conseguir más cotas de poder. Para ellos no somos personas, sino votos con patas. Quieren que seamos sus autómatas, y usan a sus medios de comunicación para conseguirlo. Y lo más triste es que lo están consiguiendo.
Pero volviendo a Eurovisión, imaginen que el año que viene, representa a España el Rosendo, Luis Eduardo Aute o Javier Krahe. Entonces sí que me pegaría a la pantalla de la tele y me declararía fans incondicional del concurso, pero como eso es imposible (no creo que ni Rosendo, Aute o Krahe quisieran participar), pues me dedicaré a criticar la bazofia que presentarán el año que viene. Como si lo viera.

Miguel Ángel Rincón Peña

28 may. 2010

TELEVISIÓN EDUCATIVA

La semana pasada hice un experimento sociológico en mis propias carnes, me propuse ver la tele todos los días y tragarme la programación, y no se pueden imaginar con que mal cuerpo me quedé. Resulta que la “musa” televisiva del momento es una señora que por casarse con un torero se ha convertido en todo un icono en la televisión de este país. Sí, me refiero a Belén Esteban, más conocida como “la Esteban”. Esta mujer, que habla por los codos, se ha ganado un sitio en los programas de cotilleo y hasta es capaz de ganar concursos de baile, ahí es nada.
La calidad de la tele, por lo general, es dudosa, solamente con echar un vistazo a la parrilla televisiva se da uno cuenta de la clase de Televisión que tenemos.

Al Gobierno le viene muy bien esta telebasura, porque entretiene y distrae a la gente, los aliena de una manera perfecta para que no pensemos en otras cosas mucho más importante. Así que entre el Fútbol y la Televisión la gente está controlada. Como se suele decir, “pan y circo para el Pueblo”.

Pero no solamente se hace telebasura en los programas de cotilleo, sino que en los de política también. Prueben ustedes a poner el canal Intereconomía, yo lo hice y tuve pesadillas por la noche. Cómo se puede tergiversar y falsear de esa manera, cómo se puede mentir descaradamente al público en interés de unas determinadas posturas políticas, en el caso de esa cadena, posturas peligrosamente derechistas. Pero el otro bando, el llamado “socialista” , también tiene sus cadenas afines. Prueben a poner La Sexta o Cuatro a la hora de los informativos y verán. Por lo tanto, en la televisión no existe una información veraz e independiente, sino todo lo contrario.

Pues lo que les contaba, que entre los programas de alcahueterías y la información sesgada o exagerada según quién la cuente, y varias cosas más, pocos son los programas de la tele que se salvan. Al final coincido con el gran Groucho Marx cuando decía eso de: Considero la televisión muy educativa, en cuanto alguien la enciende me voy a leer un libro. Pues eso.

Miguel Ángel Rincón Peña

14 may. 2010

AQUELLOS MARAVILLOSOS OCHENTA

En algún que otro artículo he comentado que suelo colarme por las llamadas redes sociales que pululan por Internet, con la intención de leer lo que piensan los internautas, y para qué nos vamos a engañar, la mayoría de las veces son pequeñas chorradas adolescentes queriendo mostrar un determinado estado de ánimo. Sin duda es una manera de expresión con la que antes no contábamos.

En una de esas redes, pude encontrar una interesante opinión a modo de reflexión de una amiga, en la cual expresaba su añoranza por los años ochenta. Se centraba, entre otras cosas, en la música Pop. En aquel boom cultural que supuso “la movida” y en todos los grupos que salieron de ahí y de otros muchos que fueron surgiendo en esa década.

Lucía (maestra y sin embargo amiga e internauta), también recuerda en su red social aquellas tardes viendo Barrio Sésamo, con Espinete y don Pimpón y sus aventuras. Las mañanas de sábado viendo La bola de cristal (aún estoy esperando que alguna televisión sea capaz de realizar un programa que le llegue siquiera a la suelas de los zapatos al que presentaba Alaska en sus tiempos mozos.). La verdad es que La bola de cristal se merece un artículo aparte para hablar de todo lo que supuso. Un programa que trataba a los niños como personas y no como extraterrestres. Aún recuerdo al gran Santiago Auserón o a Kiko Veneno disfrazado del monstruo de Frankenstein.

Lucía no está equivocada en sus añoranzas, forma parte de esa gran corriente que opina que la música que se hacía antes era mejor que la que se hace ahora. Era música fresca. Radio Futura, Los Secretos, Loquillo, Gabinete Caligali, Los Rebeldes, La Frontera, La Guardia, 091, etc. Muchos de estos grupos aún siguen haciendo música y recorriendo carreteras.

En la actualidad también se hace muy buena música, como en todas las épocas, pero el problema es que la industria no apoya como es debido a los nuevos grupos, prefieren apostar sobre seguro y diseñar un producto rentable, cantantes y grupos prefabricados y Pop enlatado con fecha de caducidad.

Cada época tiene sus cosas buenas y malas, la cuestión es saber quedarse con lo positivo y para ello hay que saber separar el grano de la paja.

Miguel Ángel Rincón Peña

6 may. 2010

BOMBYX MORI

Hay circunstancias, objetos, músicas, etc., que a uno lo trasladan a la niñez, a rememorar aquellos años en que nos creíamos en posesión del preciado don de la inmortalidad. Un tiempo donde fuimos felices jugando con los amigos en la calle, viendo la bola de cristal acompañados con una buena rebanada de pan con nocilla. Esos objetos y esas circunstancias parecen haber desaparecido con la añorada niñez, pero de vez en cuando volvemos a tropezarnos con ellas.

Yo tengo la suerte de compartir trabajo con una de las mejores maestras de educación especial que he conocido (ella dirá que es peloteo, pero sus logros así lo demuestran) y el mes pasado le dio por regalarme una caja de zapatos repleta de gusanos de seda. Ya llevaba tiempo queriendo encontrarme cara a cara con estos gusanillos, pues los echaba de menos. Echaba de menos aquellas tardes subido en las moreras con una mano sujetando la bolsa y la otra en la rama, echaba de menos intercambiarlos con los amigos, ponérselos a mi madre en la mesa (con la consiguiente regañina). Cuando los volví a ver, me trajeron buenos recuerdos.

Ayer mismo, buscando no sé qué en internet, me acordé de mis amigos los gusanos y busqué información sobre ellos. Visité páginas de empresas que se dedican a la venta del “Bombyx mori”, que así se llaman los gusanos de seda científicamente. Treinta gusanos a quince euros. También venden bolsas con hojas de mora. En fin, de todo se hace negocio en esta vida.

Recuerdo que yo se los cambiaba a un amigo por chucherías, porque yo era incapaz de recordar dónde había guardado la caja con los huevos, con lo cual, perdía los nuevos gusanitos de un año para otro y tenía que buscar a mi amigo, que sí recordaba dónde guardaba sus cosas.

Los gusanos de seda pueden ser también un buen material didáctico para las escuelas, enseñando un ciclo biológico completo, con sus diferentes etapas, hasta llegar a la metamorfosis. Son unos animales que no transmiten enfermedades y son muy fáciles de cuidar, por lo que son ideales como pequeñas mascotas para los niños (y no tan niños).

Este año pienso poner la cajita en un lugar bien visible, para que en la primavera que viene, vuelvan los “Bombyx moris” a recordarme mi niñez.

Miguel Ángel Rincón Peña

28 abr. 2010

DESNUDA SENCILLEZ

Hay tardes en que uno llega de trabajar y lo que quiere es olvidar y desconectarse del mundo, mandar a todo el planeta a freír espárragos. Hay veces que salgo a pasear por carriles sin un rumbo definido. Otras (las más) me voy a la cama a practicar el sano y noble deporte de la siesta. Pero a veces, me da por releer algún que otro libro de poesía. Ayer fue uno de esos días, estuve pensando durante unos segundos si irme a caminar por senderos pedregosos, lanzarme de cabeza a la cama o repasar mi biblioteca en busca de algún título que me sacara de este infame mundo. Al final me decidí por la lectura. Eché un vistazo a las estanterías y entre varios libros encontré el lomito verde de un pequeño libro llamado “Mis primeros versos” del poeta Francisco Pozo Poley (Curro para los amigos). Me acomodé en el sofá, no sin antes preparar el terreno y servirme un copazo de ron añejo importado de la maravillosa isla de Cuba y poner un disco de Imán llamado El camino del águila (el cual recomiendo) a un volumen apropiado. Acto seguido, abrí el libro de Pozo Poley y comencé a leer. Página tras página, poema tras poema, llegué al final del poemario con varias sensaciones. La primera: Sentir que había merecido la pena no irme de carrileo ni echar la siesta. La segunda: Pensar en todo lo que Curro había luchado para ver al fin su primer libro publicado. Porque la historia de este poeta está hecha a base de trabajo, de lucha, de dignidad y de superación. Pozo Poley tuvo que dejar la escuela cuando era niño para trabajar en el campo (historia nada nueva en Andalucía, hasta hace bien poco), pero su capacidad de aprender y de querer labrarse un futuro mejor lo llevó a apuntarse a clases nocturnas en cuanto pudo. Su primer libro fue del maestro Bécquer. Desde entonces, Curro quedó enganchado a la poesía, y comenzó a investigar, estudiar y escribir sus primeros versos. Ahora, Pozo Poley tiene dos poemarios en el mercado (y otros en su cajón esperando su momento) y es valorado como persona y como poeta por todos los que le conocen. Yo, tengo la suerte de encontrarme entre sus amistades y ser, además, compañero de versos. Él siempre será “el poeta de Prado del Rey” por méritos propios. No es sobrevaloración o simple peloteo, sino reconocimiento a una vida llena de sacrificios y a una gran obra poética.
Siempre me gustaron los homenajes cuando el homenajeado está sobre la tierra y no bajo ella, de ahí esta columna.

Miguel Ángel Rincón Peña

15 abr. 2010

LIBROS

Ebook, ecolibro o libro digital, esos son los nombres del libro electrónico que tan de moda quieren poner los que manejan el cotarro editorial y electrónico.
Últimamente han aparecido en la publicidad (hasta en los telediarios) los nuevos aparatos lectores digitales con extraños nombres (iPad de Apple, por ejemplo) y con nuevas funciones y características para engatusar al público lector. Las editoriales empiezan a editar y a comercializar los libros en formato digital. Cualquier lector puede acceder a la obra de su escritor favorito mediante un simple clic en el ordenador. Sale más barato y más cómodo.

Los grandes “gurús” de la informática nos dicen diariamente que los tiempos están cambiando y con ellos, la manera de concebir ciertas cosas. Dicen que el libro y el lector son conceptos que están cambiando, y evolucionan hacia un mundo electrónico, donde el papel no tiene lugar. El libro electrónico abre fronteras y ofrece una distribución nunca vista. Una pequeña editorial que publique un libro en Murcia, ahora lo va a poder vender en todo el mundo gracias al ebook y a Internet, cosa que antes, con el libro impreso era imposible a tenor del gasto económico que supone. Ahora las librerías serán virtuales y ofrecerán una amplísima gama de libros con cosas tan innovadoras como los comentarios de otros lectores, reseñas, entrevistas, diferentes fotos del autor, etc. Sin duda, un mundo a nuestro alcance por descubrir.

Es comprensible que, como dicen algunos, los tiempos cambian y en el mundo informático cambian a una velocidad de vértigo, lo que hoy es novedad mañana es arcaico. También es comprensible que nos debemos de adaptar a las nuevas tecnologías y el libro electrónico forma parte de ellas. Pero qué quieren que les diga, yo, dónde estén los libros impresos en papel, con sus pastas y su olor especial al abrirlo, donde estén esas viejas librerías de calles escondidas en barrios perdidos, que se quiten las nuevas tecnologías. No cambio una mañana de domingo, sentado a la orilla del río, leyendo a Machado bajo un viejo olmo seco, sintiendo el tacto del libro en mis manos, por leer el mismo libro en soporte digital. Qué le vamos hacer, uno nació en el siglo pasado y hay cosas que no se cambian, por muy primitivas que les pueda parecer a los modernos informáticos.

Miguel Ángel Rincón Peña

7 abr. 2010

OLVIDAR ES REPETIR

Todos los días, a la misma hora, bajaba al valle a visitar la tumba de su esposo. Estaba enterrado junto a unos viejos pinos. Había amontonadas unas piedras a modo de asiento y allí, se sentaba a diario María, a pensar, a recordar a su marido.
A veces, sus hijos también acompañaban a María al valle, portando en sus manos ramos de flores. En cuarenta años, María no faltó ni un sólo día a visitar la tumba de su marido, salvo por enfermedad o lluvia.

La historia de María y su marido Juan, se rompió cuando en el año 39, fue denunciado por algún vecino a la jefatura de La Falange. Una noche, un grupo de hombres sacó a Juan de su hogar con la excusa de llevárselo a un breve interrogatorio, pero ni María ni sus hijos supieron más del desafortunado Juan.
Al año, un vecino le confesó a María el lugar donde habían enterrado a Juan. Un pequeño valle a unos kilómetros del pueblo. En la misma fosa, se hallaban los cuerpos de algunos hombres que como Juan, fueron sacados de sus casas y pasados por las armas.
María, desde aquel fatídico año, perdió para siempre la sonrisa y se fue haciendo vieja prematuramente. Ella también sufrió la represalia de los ganadores de una guerra injusta (como todas), y fue torturada en los calabozos de la capital, incluso después de concluir la contienda.
Aunque entristecida y envejecida, nunca agachó la cara y luchó como pudo para sacar a sus tres hijos adelante. Ella se ocupó de que sus hijos no olvidaran la figura de su padre, les enseñó a ser hombres libres y a pensar como tales.

Esta mujer, y otras miles de ellas, fueron las que padecieron las miserias de criar a unos hijos sin padres, de sacar a flote una casa y una familia rota, mientras que sus maridos yacían enterrados como si fueran perros en las cunetas o en los valles de esta España nuestra.
Después de tantos años, de tantas luchas, de tantas lágrimas, aún siguen enterrados como animales hombres y mujeres que fueron torturados y finalmente asesinados por defender la libertad. Vaya como homenaje a esas personas anónimas esta humilde columna. Ya se sabe que “olvidar es repetir”. No los olvidemos.

Miguel Ángel Rincón Peña

30 mar. 2010

EL PASTOR

Aprovechando que estoy de vacaciones, esta mañana salí a dar un paseo por el campo. Me perdí por caminos y senderos que hacía mucho tiempo que no recorría. El leve trinar de los pajarillos, el olor a hierba, a tierra, a flores, me inundaba los sentidos. Llegué a una arboleda e hice un alto, bajo un olivo me senté y contemplé la vista. Ante mí se mostraba el tono verde de la hierba temprana y el intenso azul del cielo, con pinceladas blancas de algún destello de nube que intentaba empañar el día, sin conseguirlo.

Al fondo vislumbré un pequeño prado con un rebaño de ovejas. Me acerqué a paso lento, para no asustar a la piara, y me dirigí hacia donde descansaba el pastor, junto a su perro. Saludé cortésmente y entablamos conversación. Me ofreció beber de su bota de vino, a la vez que me comentaba que por fin había llegado el buen tiempo. El buen hombre estaba hasta el gorro de tanta lluvia. Mientras veíamos al rebaño pastar, se me quedó mirando fijamente durante unos instantes y me dijo: “Me parece que yo le he visto a usted en algún sitio, déjeme pensar.” Y estuvo haciendo cavilaciones mientras que yo le comentaba que no sabía de dónde me podría conocer. Hasta que me dijo en voz alta: “Ya está, ya sé dónde le he visto, en el periódico de Arcos.” Al parecer, Paco, el pastor, lee todas las semanas Arcos Información y varios periódicos más. Según él, hay que estar informado de todo lo que pasa en el mundo que a uno le rodea. Y empezó a comentarme con gran acierto algunos de los artículos que había escrito yo recientemente. Me habló de política y de los políticos, de la crisis, del ecologismo, etc. Incluso me habló de poesía y me recitó algunos versos escritos por él. Y entre trago y trago de vino sacó el tema de cómo había acabado de pastor. Es un oficio que a Paco le viene de generaciones, ya su bisabuelo era pastor, a su abuelo lo mataron en la guerra, según él, por ser anarquista. A su padre lo metieron en la cárcel y estuvo en varios campos de concentración hasta que lo dejaron libre tras 4 ó 5 años. Paco aprendió de su padre a ser un buen pastor y una buena persona. También heredó la afición por leer todo lo que caiga en sus manos. ¡Se imaginan a un pastor leyendo a Bakunin, Malatesta, Marx o Kafka, en estos tiempos!

Se acercaba la hora de almorzar y me despedí de aquel pastor que tanto me había sorprendido y volví al camino que me llevaría de vuelta a la civilización, a los coches, al ruido, en definitiva; a la rutina. Atrás quedaba un mundo que desde ahora no dejaré de visitar cada vez que pueda. Vaya esta pequeña columna a todos los “Pacos” que nos rodean y que no logramos ver a simple vista.

Miguel Ángel Rincón Peña

24 mar. 2010

SEMANA SANTA

Lo bueno de la llamada democracia es que, supuestamente, toda persona puede opinar sobre lo que crea conveniente, siempre que se haga desde la educación y el respeto. En esta ocasión me gustaría escribir, ya que estamos a las puertas, sobre la Semana Santa.
Uno, que no es polemista, pero que sí es ateo, tiene que echar mano de su más absoluta prudencia para poder hacer un artículo de opinión sobre la Semana Santa y no herir las sensibilidades religiosas de nadie. De hacerlo, no sería mi intención.
Esa semana, tan señalada en el calendario, en que los cristianos conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, comienza con el Domingo de Ramos y concluye con el Domingo de Resurrección. Para muchos es, además de un acto religioso, una tradición cultural de arraigo, sobre todo en Andalucía. Para otros, simplemente constituye unos días de vacaciones en los cuales poder descansar o viajar.
Hasta aquí, ningún problema, pero, qué pasa cuando la Semana Santa entra en las escuelas. Yo opino que es importante enseñar al alumnado la historia de esa conmemoración religiosa, pero en el horario que ocupe la clase de Religión. Es lógico que el alumnado que haya elegido una alternativa a la Religión no quiera saber nada de ese tema. Creo que los padres están en su derecho de exigir que sus niños no participen en actos sobre la Semana Santa, al igual que deberían -para ser coherentes- exigir que tampoco lo hagan en otras celebraciones cristianas, como por ejemplo, la Navidad. Se pueden tener diferentes opiniones sobre este tema, pero lo que está claro, a mi manera de ver, es que la Escuela debe de ser laica. Y es que cada cosa tiene su lugar, la Educación en las escuelas y los actos religiosos en las iglesias.
En una sociedad como la nuestra, cada vez más multicultural, necesariamente tienen que existir y convivir diferentes opciones religiosas; católicos, musulmanes, judíos, ateos, etc. Es primordial el respeto entre ellos para llevar a buen puerto la convivencia. La Escuela es un ejemplo más de ese respeto entre diferentes sensibilidades. Los padres y los maestros deben demostrar una actitud consecuente respecto a este tema, pues tienen bajo su responsabilidad la educación de los futuros hombres y mujeres, y ya se sabe que la religión es una opción personal que uno debe -o debería poder- elegir libremente.

Miguel Ángel Rincón Peña

18 mar. 2010

EL MÓDEM USB

El martes fue un día de esos para olvidar. Y todo por un maldito Módem USB para conectarme a Internet. Resulta que a mi madre le regalaron ese Módem y ella, que de tecnología ni papa, me lo regaló a mí. Llamé a la compañía para dar de alta la línea y poder navegar. A las cinco de la tarde estaba yo, móvil en mano y con una sonrisa de oreja a oreja, llamando al teleoperador de turno, a las nueve de la noche aún estaba pegado al móvil y con un cabreo de los que crean afición.

Resulta que los teleoperadores me enviaban a la tienda, la tienda me decía que llamara a la compañía, y yo llamaba y todos los teleoperadores ocupados, y el tiempo pasaba y yo seguía pegado al maldito móvil. La tarjeta SIM del Módem no funcionaba, no la reconocía el aparato. El Módem USB era de prepago y tenía de regalo 10 euros, una teleoperadora me informó que debía de realizar una primera recarga de 5 euros como mínimo para activar la tarjeta y poder disfrutar de los 10 euros que me regalaban, con lo cual tendría un saldo de 15 euros. Fui al cajero más cercano e hice la recarga. Pues resulta que tampoco funcionaba la dichosa tarjetita. Llamé de nuevo en un intento desesperado, tras escuchar varias veces la infame musiquilla que te ponen mientras esperas a que el teleoperador de turno despache al cliente de turno, al fin, una voz sudamericana me dijo que sería problema de la tarjeta (por fin la luz al final del túnel), y que tendría que volver a la tienda para realizar un duplicado de la misma que me costaría 6 euros. O sea, que con la tontería ya me estaban sacando la pasta, y eso que el Módem ese era gratis. Le dije a la señorita que yo no tenía porqué pagar algo que ya venía defectuoso y me comentó que me lo devolverían ingresando los 6 euros en el saldo de la tarjeta, con lo que ya tendría 21 euros para navegar por Internet. Toda una odisea. En definitiva, me han sacado a lo tonto a lo tonto 11 euros y toda una tarde perdida con la oreja pegada al teléfono.

Uno, que a cabezón no le gana nadie, está pensando en poner una reclamación contra la compañía de cuyo nombre no quiero acordarme, pero que tiene un garabato parecido a una eme en su logotipo. Creen estos listos de las compañías telefónicas que los consumidores se chupan el dedo, pues anda y que se metan el dichoso Módem por el… puerto USB.

Miguel Ángel Rincón Peña

10 mar. 2010

¿LA COSTILLA DE ADÁN?

Como todos sabrán, el lunes pasado fue el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. No significa una fiesta ni una celebración, sino un día para la reflexión, para la reivindicación de los derechos de todas las mujeres de este planeta.
Las mujeres, desde tiempos inmemoriales, siempre tuvieron un papel secundario en la sociedad, una sociedad patriarcal que condenaba a la mujer a un segundo plano. La mujer ha sido violada (moral y físicamente), ha sido maltratada en todos los sentidos, ha sido relegada a vivir entre fogones y fregaderos. El hombre la ha considerado siempre una madre y esposa y nada más.
Poco a poco el papel de la mujer en este país ha ido ganando terreno, y ya en la 2ª República las mujeres recuperaron ciertos derechos que el franquismo se encargó después de pisotear. Y es que, hasta hace bien poco, las mujeres en España no podían abrir una cuenta bancaria sin el expreso permiso del marido y así infinidad de barbaridades parecidas.
Hoy en día, la mujer ocupa un papel primordial dentro de la sociedad, que aún siendo patriarcal, está permitiendo cambios y mejoras bastante importantes para las mujeres. Pero aún tenemos, y cuando digo tenemos, me refiero a hombres y mujeres, que seguir reclamando la igualdad entre ambos sexos. Hay quien cree que esa reivindicación se tiene que llevar a cabo solamente por las mujeres, y no es así, aunque haya algunas feministas (quiero pensar que son las menos) que mantengan cierto recelo hacia todos los hombres y no les dejen participar en actividades organizadas a favor de la mujer.
La mentalidad de los hombres ha ido cambiado, pero aún tiene que cambiar mucho más para comprender que la mujer no salió de la costilla de Adán, que no es un mero instrumento para hacerle la vida más agradable y llevadera al hombre, no es un trozo de carne con una finalidad sexual y doméstica, no es nuestra cocinera, ni nuestra lavandera, ni nuestra limpiadora. Desgraciadamente, existen muchísimos hombres que creen que en casa tienen a una chacha, cuando en realidad es una compañera con quien compartir la vida, en igualdad de derechos y oportunidades. Soy optimista y creo que en el futuro no existirá el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, porque la igualdad entre sexos será un hecho y no hará falta reivindicar derechos que estarán más que asumidos por todos y todas.

Miguel Ángel Rincón Peña

3 mar. 2010

¿HÉROE O VILLANO?

En estos últimos días, no paro de leer en casi todos los periódicos artículos de opinión denunciando la muerte por huelga de hambre del preso cubano Orlando Zapata y arremetiendo contra el régimen cubano. Lo mismo sucede en las tertulias televisivas y radiofónicas, en los informativos, etc.
Todos ven en Orlando Zapata a un héroe, un mártir de la disidencia cubana. Un preso que estaba en la cárcel por sus ideas políticas, por su lucha en pro de la libertad.

Pues bien queridos lectores, hay aún algunos (entre los que me encuentro) que se atreven a dar su opinión sobre Cuba y Orlando Zapata, aunque no sea la políticamente correcta. Me gustaría saber, si todos los que afirman que el fallecido Zapata fue un preso político, se han informado debidamente sobre su historial delictivo. Si lo han hecho, entonces sabrán que era un preso común, un delincuente convertido en mártir por los estrategas de la guerra contra Cuba, por la disidencia cubana en Miami, la misma que financia el terrorismo contra la mayor de las Antillas. Y uno se indigna al ver cómo a muchos periodistas y a la mayoría de los políticos españoles se les llena la boca con las palabras Libertad y Democracia, y hasta Zapatero se atreve a denunciar al gobierno cubano por (según dice él) tener en sus cárceles presos de opinión y se lamenta de la muerte de Orlando Reyes. Tal vez Zapatero y algunos periodistas y contertulios desconozcan u olviden que en la democracia española también han muerto presos en huelga de hambre, concretamente tres, en 1981, 1990 y 2002. Dato que pone de manifiesto la hipocresía imperante.

Parece que en España, el que difiera de la versión oficial es descalificado sistemáticamente. Esto es lo que le ha ocurrido al actor Guillermo Toledo, cuando a preguntas de los periodistas dio su opinión sobre lo sucedido en Cuba, explicando que el preso estaba en la cárcel por razones delictivas y que existe una campaña de descrédito por parte de los grandes medios de comunicación contra el gobierno cubano. Al decir esto, el linchamiento público estaba asegurado, y así ha sucedido. Vaya desde aquí mi admiración por este actor, por decir claramente lo que piensa y por no callarse.

Miguel Ángel Rincón Peña

25 feb. 2010

EL NEGOCIO DEL DISCO

Ayer mismo, hablaba con un amigo sobre un comentario que había dejado en una de las muchas redes sociales de Internet. Red social: Espacio cibernético donde la gente sube fotos (sobre todo las de los botellones con los amigos), hacen comentarios casi encriptados y debaten cosas intrascendentes.
Ese amigo había iniciado una discusión sobre la SGAE y el problema de la piratería y las descargas musicales por Internet. Ese es un tema que me interesa bastante, así que me metí en la dichosa red social de turno y me creé un perfil, una vez perdido el tiempo rellenando formularios me dispuse a contestar dando mi opinión en un comentario, os lo copio, pues creo que deja clara mi posición sobre este polémico tema.

El problema de la industria del disco versus piratería, está en el negocio (demasiado rentable) que se quiere hacer de esa actividad. A mi entender, se debería de bajar el precio de los discos hasta niveles más razonables y ser así, accesibles a toda clase de público y bolsillo. Pero no nos creamos que los que se dedican al negocio musical no comen. Los músicos, letristas, técnicos, diseñadores gráficos y el largo etcétera que trabajan en la industria discográfica tienen que ganar dinero para seguir conservando sus empleos. La cultura y el arte, también se paga y eso lo músicos lo saben bien, porque un disco se hace con mucha ilusión y trabajo, meses y meses de composición y grabación, intentando crear un buen disco, con un libreto lo más completo y original posible, y luego, cuando sale a la venta, se dan cuenta de que no han vendido ni uno sólo porque la gente se lo ha descargado por Internet. Quién tiene la culpa de que se produzca esa situación. Pues por una parte, la industria, que no abarata en lo posible los precios de los discos hasta el nivel del bolsillo medio. Por otra parte, nosotros, los consumidores, que queremos el último disco de fulanito de tal al instante y sin pagar ni un euro por él. Un libro (Best Sellers) no baja de los 15 - 20 €, un cuadro de un pintor puede llegar a valer, como poco, unos 300 €, una escultura más de lo mismo. El disco musical también es arte y tiene que tener su precio, aunque ya digo que tiene que ser un precio mucho más cercano al pueblo. Otra cosa bien diferente es que la SGAE quiera enriquecerse a costa de ese tan beneficioso negocio como es la Música y todo lo que la rodea. Se me queda pequeña la columna a la hora de hablar de la SGAE, quizá en otra ocasión me explaye.

Miguel Ángel Rincón Peña