16 jun. 2010

HÉROE O BANDIDO

El pasado domingo fui, como es habitual en mí, al cine. En esa ocasión me decidí a ver la película dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Russell Crowe y Cate Blanchett. Hablo de Robin Hood. El héroe inglés que junto a sus compañeros robaba a los ricos para dárselo a los pobres.

Viendo la película, le comenté a mi acompañante que Robin Hood tiene cierto parecido, salvando todas las distancias, con otro héroe mucho más cercano a nosotros. Un hombre llamado José María Hinojosa Cobacho, más conocido por el sobrenombre de “El Tempranillo”. Este Cordobés, jornalero desde niño al igual que sus padres y abuelos, se cansó de que los señoritos y ricachones se aprovecharan de él y de los que como él, tuvieron la mala suerte de nacer pobres.

Sierra Morena le sirvió de abrigo cuando con 15 años se hizo bandolero. A los 18 creó su propia banda y se especializó en asaltos a carruajes y diligencias, sobre todo de la Hacienda del Reino del rey Fernando VII. El Tempranillo se ganó el calificativo de "el bandido bueno", ya que era capaz de repartir más dinero a sus compañeros que a él mismo y si un pueblo estaba en situación precaria, él daba grandes sumas de dinero. También solía ayudar a gente pobre. Fue un auténtico azote de los latifundistas y de los caciques andaluces. Pero no todo en la vida de José María fue aventura y violencia. También hubo amor. Se casó con María Jerónima, una joven y bella gaditana que le robó el corazón, quedando embarazada del famoso bandolero. Pero duraría poco la dicha. En un cortijo de Grazalema, en una emboscada de los Migueletes, justo en el momento del parto, María Jerónima murió, dejando al recién nacido en los brazos de su padre, el cual pudo escapar del tiroteo con el pequeño a caballo. Se forjaba aún más la leyenda del Tempranillo, un hombre perseguido y acosado por la ley el cual terminaría sus días asesinado por otro bandolero. Una vida de película que bien podría ser llevada al cine como superproducción, al estilo de Robin Hood. Pero ya se sabe, esto no es Hollywood.

Termino con una coplilla que recorría Andalucía: Por la Sierra Morena va una “partía” y el capitán se llama José María. ¿Quién diría que rey manda en España?, ¿quién lo diría? Cuando en la sierra manda José María.

Miguel Ángel Rincón Peña