12 ene. 2011

CA-6107 (2ª Parte)

La semana pasada le dediqué esta columna a un asunto que nos concierne a todos: el estado de nuestras carreteras. También hacía referencia a la convocatoria que tuvo lugar en Algar en protesta por el estado de la carretera CA-6107.
Pues bien, dicha protesta se llevó a cabo el pasado domingo, día 9 de enero. La mayor parte de la prensa nacional se hizo eco de ella.
Todos esperábamos que la Diputación de Cádiz accediera a realizar los arreglos en la mencionada carretera, pero cuál fue la sorpresa, que el lunes mismo, el Área de Planificación de Infraestructuras de la Diputación de Cádiz informa de que la carretera que une las poblaciones de Algar y El Bosque, CA 6107, se encuentra actualmente en buen estado, con una señalización vertical y horizontal adecuada, y no existe en la misma ningún tramo de concentración de accidentes.
Ya sabíamos del rostro de acero inoxidable que gastaban ciertos politicuchos, pero ahora está totalmente confirmado. La señora diputada, doña Eva Leal (PSOE) nos viene con el cuento chino de que la Diputación ha invertido desde 2007 en las carreteras de la Sierra de Cádiz un total de 11.861.000 euros en labores de conservación y mantenimiento. Ya me gustaría a mi, ver a la susodicha diputada, teniendo que conducir diariamente por carreteras como la de Zahara de La Sierra, El Gastor, Benamahoma, Ubrique, Benaocaz, Villaluenga, o Algar, por ejemplo. Pero claro, la señora diputada vive en Conil.
Estos políticos sólo entienden de estadísticas, de cifras, de millones de euros, etc. Desde sus poltronas todo va bien. Pero los ciudadanos (los que les pagamos el sueldo a estos que nos niegan nuestras reivindicaciones) tenemos el derecho y el deber de seguir reclamando lo que creemos justo. En una comarca en la que no tenemos trenes, en una comarca donde la comunicación por medio de autobuses deja mucho que desear, en una comarca como la nuestra, qué menos que tener una red de carreteras seguras.
Por último, le pediría a la señora Eva Leal, que visite la Sierra de Cádiz y que tenga el valor de decirle a la cara a Antonio Sañudo (padre del fallecido en la CA-6107), lo que desde su cómodo despacho ha escrito.

Miguel Ángel Rincón Peña