19 abr. 2012

DISTRACCIONES

Hoy me llegaba un mensaje de esos que envían en cadena, decía algo así: “Yo no compro productos argentinos. Boicot a Argentina”. Y seguidamente la numeración del código de barras de los productos argentinos para que no los compremos.
Como ya sabrán, el Gobierno argentino decidió nacionalizar YPF, empresa hasta ahora controlada por Repsol. De las acciones expropiadas, el 51% pasarán a estar bajo control del Estado nacional y el 49% restante se distribuirán entre las provincias. El Gobierno español, salió al paso de una manera amenazante, que a mi opinión, parece una actitud colonialista, una pataleta infantil. Rajoy y los suyos salen en defensa de Repsol y dicen que es un ataque contra España. Hay que saber que más del 50% de Repsol está en manos extranjeras, además, la única patria de las multinacionales es el Capital, para que las empresas sean del Pueblo hay que nacionalizarlas. Repsol era una empresa pública hasta que los gobiernos de Felipe González y José María Aznar, respectivamente, se encargaron de entregarla al mejor postor. Quizá el Gobierno español, en vez de lanzar tantas amenazas a los argentinos, debería de seguir el ejemplo y nacionalizar Repsol, entonces sí sería una empresa española, no como ahora. Pero claro, la política que entiende el PP es la de las privatizaciones.
Como bien dice el colectivo Ecologistas en Acción: “es imposible avanzar hacia un mundo post-petrolero mientras el control de los campos y de la actividad petrolera esté en manos de empresas privadas.”
Mucho habría que hablar sobre el papel expropiador y explotador de los recursos naturales en América Latina, África, etc., por parte de las multinacionales “españolas” (y europeas).

Y para concluir, no podía dejar de hacer referencia al Rey de las Españas y sus escapadas millonarias para ir de cacería de elefantes. El Borbón fue pillado cazando junto a una “amiguita” en la otra punta de África, y encima se lesiona una cadera.
Perfectas maniobras de distracción para que no nos demos mucha cuenta de los recortes en Sanidad, Educación y Asuntos Sociales que nos tienen preparado.

Miguel Ángel Rincón Peña