17 jul. 2014

“MARGEN PROTECTOR”

¿Han visto cómo caen las bombas en la Franja de Gaza? ¡Qué barbaridad! ¡Qué locura! 
Parecer ser que en Palestina las muertes no tienen la misma importancia que pudieran tener en otros lugares del mundo, pongamos como ejemplo, Nueva York o Londres. 
Hace tan sólo un par de días, la Marina israelí bombardeó una playa de la ciudad de Gaza en la que se encontraban jugando un grupo de niños, de los cuales, 4 resultaron asesinados y los restantes heridos (son ya 43 los niños palestinos muertos desde que Israel lanzó su tercera ofensiva militar autodenominada operación “Margen protector” contra Gaza). Visto lo visto, al Ejercito hebrero no le tiembla el pulso cuando se trata de bombardear civiles indefensos, colegios, incluso hospitales. Una masacre humanitaria pertrechada por el Gobierno de Israel con la ruin y cobarde colaboración silenciosa de la mayoría de gobiernos del resto del mundo. Aunque ya lo sabíamos, queda ahora aún más claro que la ONU es una pantomima al servicio del Capital. 
El miércoles, Israel daba un ultimátum a 100.000 palestinos para que abandonen sus casas en el norte de Gaza. Pero, dónde creen que se iban a ir todas esas personas. ¿Se tiran al mar? Lógicamente, la mayoría, unas 80.000 personas, desoyeron las órdenes del Ejército hebreo y permanecieron en sus hogares. El conflicto es claramente desigual, desde el inicio de la siniestra operación “Margen Protector” el pasado martes, 8 de julio, en la Franja de Gaza las Fuerzas de Defensa israelíes han asesinado a 227 palestinos (más 1.500 heridos) y los cohetes lanzados por Hamás han matado a un israelí. 
Esto pasa cuando uno de los ejércitos más preparados del mundo, ataca sin piedad a uno de los Pueblos más pobres y desprotegidos del mundo. Y no crean que todos los judíos están a favor de estos ataques, ni mucho menos, existen colectivos judíos dentro y fuera de Israel que se oponen tajantemente a estas acciones armadas llevadas a cabo por el gobierno que lidera Benjamin Netanyahu. En la mayoría de los países, y en el nuestro también, se han realizado manifestaciones, concentraciones y actos de protesta en favor del Pueblo palestino. No se trata de hacer política, sino de justicia y solidaridad. No podemos permitir que sigan masacrando a Palestina. 

Miguel Ángel Rincón Peña