4 nov. 2009

PROZAC E IRONÍA

Tengo un amigo médico que me comentó hace poco, que de un tiempo a esta parte, tiene la consulta llena todos los días. Y el dato curioso es que al parecer, el síntoma que más se repite en los pacientes es un trastorno del estado de ánimo. En otras palabras, que la gente últimamente padece depresión en mayor o menor medida.
No me extraña que la depresión sea la enfermedad de moda, pues es un síntoma claro de los tiempos que corren. Díganme ustedes, si un trabajador en el paro, con una familia que mantener no es una buena presa para la depresión.

Oigan, y este dato que aporta mi amigo el “matasanos” no es para tomárselo a broma, pues la depresión abarca a unos determinados síntomas que afectan a nuestra vida y a la de los demás: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir muy seriamente el rendimiento y limitar la actividad vital habitual. En países como Japón, la depresión conduce al suicidio a miles de nipones. En España no llegamos a tanto, afortunadamente.

Y es que en España, teniendo para ir tirando, con este Sol, con nuestras copitas al aire libre, con el partido de la Champion o de la Liga, o de la Copa del Rey o lo que toque en ese momento, con nuestra tele y sus fantásticos programas y culebrones… cómo nos vamos a suicidar, si acaso cogeremos un transitorio estado de depresión, a la que llamaremos “amargamiento”. Aunque ese es el caso de unos, también existen otros (minoría por desgracia) que no se dejan pisar y ante la depresión y la angustia que les suponen problemas como el desempleo, tratan de salir adelante, bien con medicación o bien con otras alternativas como el yoga, la relajación, talleres para la adquisición de habilidades sociales y culturales, la práctica de deportes, etc. Y cómo no, después de hacer todo esto, también, de vez en cuando, critican y protestan por este Sistema que es el culpable de su depresión, pues el médico, ha llegado a la conclusión que la causa de la mayoría de los pacientes con depresión es esa, el injusto sistema capitalista provocador de esta crisis que padecemos.
Sin duda, estos médicos de cabecera están todos locos. Mira que llegar a esa conclusión. En fin, habrá que ir echando mano del Prozac o de las terapias alternativas, porque viendo el panorama…

Miguel Ángel Rincón Peña