26 ago. 2009

OBSERVACIONES CINÉFILAS

El pasado domingo fui al cine a ver una película que no me pareció ni buena ni mala, quizá la sensación que me causó fue la de indiferencia. Bueno venga, era mala, para qué andarnos con rodeos. Era una historia de terror barato y comedia cutre, pero bueno, últimamente la cartelera está de capa caída y no se puede pedir más. Muchas de las veces que voy al cine lo hago como método de relajación, como vía de escape a la rutina. Aproximadamente una hora y media de tranquilidad.
El otro día, viendo la película, pude comprobar la mala educación de algunos personajes que van al cine a molestar a los demás. Nada más comenzar la película, cuatro o cinco adolescentes en la edad del pavo, sin cortarse un pelo, empezaron a reír, a cuchichear y a comer pipas. A mi derecha, en la otra fila, una pareja de tortolitos tampoco dejaba de comentar la película en voz alta. Aunque la película fuera funesta, hay algo que se llama respeto a los demás. La verdad es que no entiendo como hay gente que se gasta tres euros con cincuenta de la entrada, otros tres euros con cincuenta de las palomitas y la bebida (es curioso que las palomitas y la bebida valgan igual o más que la propia entrada), lo que hace un total de unos siete euros, para hartarse de charlar y de reír molestando así al público que desea ver la película.

Otra cosa que me resulta muy curiosa y a la vez me cabrea, es cuando entras al cine, ocupas la butaca, se apagan las luces y cuando crees que van a empezar los trailers en la pantalla, te ponen un anuncio de coches. Vamos a ver, señores míos, si el público paga su entrada, por qué narices tenemos que tragarnos publicidad. Nos estamos volviendo paranoicos gracias a la publicidad. Si vas paseando, siempre hay carteles con publicidad, si te sientas en la parada a esperar el bus, siempre hay anuncios de publicidad, si vas conduciendo por la carretera te encuentras vallas de publicidad, si pones la radio, si pones la tele, si abres el periódico o la revista de turno, si entras a un bar, si vas a ver el fútbol o cualquier otro deporte, etc. Y es que la publicidad es la que manda, porque es la que paga, pero hay situaciones en las que pagamos los usuarios y no tenemos por qué aguantar anuncios. Pero bueno, yo quería hablar de que el domingo pasado varias personas incívicas no pararon de dar la lata en el cine. Si alguna de estas personas leen esto (que lo dudo), les diría, hagan el favor de cerrar la boca en el cine.

Miguel Ángel Rincón Peña

20 ago. 2009

DE TURISMO ESTIVAL

Se nos va escapando el verano poco a poco y son muchos los que aprovechan las vacaciones para leer, ir a la playa, a la piscina, viajar, o simplemente descansar. A pesar de la situación económica por la que este país está atravesando, son muchos los que se dan a la fuga en algún viajecito. Los hay que se gastan una pasta en un crucero por las islas griegas, por Italia, etc. Los hay que prefieren la eterna París, la ciudad del Amor, o tal vez Venecia con sus góndolas. También son muchos, quizá ahora menos por culpa de la crisis, los que pillan el avión y cruzan el charco hasta América Latina para disfrutar de aquellas tierras cubanas, brasileñas o dominicanas.
Tengo conocidos, amigos y familiares que pierden el culo corriendo a las agencias de viajes para encontrar un buen descuento y largarse una semana a Europa o a sabe dios dónde. Hay gente que hasta se entrampa para pagar las vacaciones de verano. Seguro que todos conocemos a gente así. A mí siempre que me comenta alguien que se va a pasar las vacaciones en algún lugar remoto le respondo lo mismo: con la de sitios que hay que ver en Andalucía…

Particularmente, me gusta visitar Córdoba, Granada, la costa almeriense, Doñana, Ronda, etc. Un turismo que en ningún caso es excesivamente caro y que nos da a conocer nuestro patrimonio y nuestra historia. Estos lugares, aunque los visitemos varias veces, nunca dejaran de sorprendernos.
Aquí en la sierra, tenemos la ruta de los pueblos blancos, que si bien cada vez son menos blancos, gracias a la mano de la clase política y sus PGOUs, es una ruta muy aconsejable y muy hermosa que podemos realizar sin problemas y que muchos de los que viven por aquí ni siquiera han contemplado la posibilidad de poder hacerla.

Los andaluces, tanto de nacimiento como de adopción, tenemos la inmensa suerte de vivir en una tierra privilegiada por su cultura, por su historia, por su belleza, tenemos la suerte de que en Andalucía existan muchas Andalucías posibles. Si bien es cierto que en los temas sociales, desempleo, siniestrabilidad laboral, empleo de calidad, acceso a una vivienda digna y un largo etcétera, estamos en la cola de Europa. Pero bueno, esa es otra historia que otro día tocaremos. Mientras tanto, hay que evadirse un poco de los problemas, que para eso estamos (los que estén) de vacaciones.

Miguel Ángel Rincón Peña

12 ago. 2009

LA INMENSA MINORÍA

Es curioso como en este país, y me atrevería a decir que en casi todos los países, la poesía tiene pocos lectores, sin embargo, últimamente se está dando el curioso caso de que, por ejemplo, el escritor colombiano Darío Jaramillo, lee junto a otros poetas sus versos ante una multitud que llena el Palau de la Música de Barcelona. Y es que parece que a la gente le gusta más escuchar la poesía directamente de la voz del poeta que leerla en un libro.
En Andalucía se están organizando varios eventos de este tipo, festivales de arte y poesía, como bien puede ser Cosmopoética en Córdoba, al que un servidor asistió hace un par de años. Sin duda, es otra manera de entender la poesía, poesía en movimiento, en progresión. Es una forma de acercar la cultura al pueblo. De que la gente conozca a los poetas, que los escuche, que los entienda, que sea capaz de compartir toda esa magia que hay escondida tras cada verso. Existe también algo que me gusta mucho, que es la combinación de la poesía y la música, binomios que calzan perfectamente en cualquier escenario, tanto en grandes teatros, como en pequeños bares. La poesía musicada es camaleónica.
Hay personas que no están de acuerdo con estos festivales y recitales, y que creen que la poesía tiene que ser leída, que tiene que ser un acto íntimo. Yo tengo algún que otro amigo que opina así. Yo les recordaría que la poesía es más antigua que los libros y que antes de escribirla la poesía fue recitada. Quizá, ante la falta de lectores haya que recuperar la poesía de viva voz para así, ir recuperando y creando afición al noble arte de la poesía.
Aquí en la sierra también se están dando pasos para acercar la poesía a la gente. Tenemos el ejemplo de la Bienal de Poesía de Villamartín, tuvo dos primeras ediciones buenísimas, la tercera no llegó al nivel alcanzado por las anteriores, quizá por culpa de la organización. En Puerto Serrano también tenemos un buen encuentro literario. Este mes de agosto se celebra en la localidad de Prado del Rey la segunda edición del ciclo Poesía de una noche de verano, en el que se dan cita tanto poetas, como músicos.
Como dijo alguna vez el poeta, “la poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita” ya sea leía en la intimidad o escuchada entre una inmensa minoría.


Miguel Ángel Rincón Peña

5 ago. 2009

LOS AMANTES DE VALARDO

Hace un par de años, un equipo de arqueólogos encontró en Mantua (Italia) los restos de dos cuerpos enterrados hace entre 5.000 y 6.000 años unidos en un abrazo. Al parecer, fue un caso extraordinario, pues no hay precedentes de un entierro doble datado en el Neolítico, y mucho menos de dos personas abrazándose y con las caras ubicadas una frente a otra. Según los arqueólogos, murieron jóvenes y los huesos hacen ver que pertenecieron a un hombre y a una mujer.
La primera vez que vi la fotografía de “los amantes de Valardo”, que así fueron bautizados, pensé que era un montaje, luego me di cuenta de que no lo era cuando, por casualidad, leí en la prensa la noticia del descubrimiento de los huesos y vi nuevamente aquella foto de los dos cuerpos abrazos.

Pasó el tiempo, y Pedro Guerra, el genial cantautor canario, se sacó de la manga una magnífica canción titulada 5.000 años, incluida en su disco “Vidas”, el cual recomiendo a todos los lectores. La canción hace referencia directa a los amantes abrazados, una gran balada.

Hace unos días, un amigo me envió vía correo electrónico esa misma fotografía, con la intención de que escribiera un poema para regalárselo, junto con la foto, a su pareja, que al parecer, lo había dejado a causa de varias discusiones. Bueno, ya saben, lo que pasa en las parejas, las crisis y demás. Me gustó la idea y le escribí el poema, ocho versos hablando del Amor ¿eterno? y de la Muerte eterna.
Esta mañana iba yo a comprar el pan y me encontré a mi amigo, enseguida me dio la mano y me contó que él y su pareja habían vuelto a estar juntos.
No creo que fuera gracias a mi poesía, pero sí pienso que la foto de los “neolíticos” tiene una fuerte carga emocional. Las mujeres saben captar esas emociones y saben descifrar perfectamente el mensaje que oculta.
Creo que todos quisiéramos morir así, abrazados a la persona que queremos, un abrazo eterno, infinito, como la noche que nos espera. ¿Se lo imaginan?, y que dentro de 5.000 años otro equipo de arqueólogos descubra nuestra tumba y nos encuentren abrazados aún.

Miguel Ángel Rincón Peña.