20 sept. 2012

ACCU

Hace ahora unos quince años, cuando el que esto escribe tan sólo contaba con unos veinte (quién los pillara) me empezaron unos continuos dolores de barriga y decidí ir a la consulta del médico. Después de algunas pruebas me diagnosticaron la Enfermedad de Crohn. Ahí es nada. En aquel momento no tenía ni puñetera idea de qué era eso del Crohn. Pero entre lo que me comentó el doctor y lo que leí por mi cuenta, supe de qué trataba el dichoso Crohn y poco a poco me fui haciendo a la idea. 
Básicamente, se trata de una afectación inflamatoria de tipo crónico del tubo digestivo que evoluciona de modo recurrente con brotes. El síntoma fundamental de la enfermedad de Crohn es la diarrea y el dolor abdominal generalmente localizado en el lado derecho. Pero lo que más me sorprendió es que, a día de hoy, no se conoce la causa de esta enfermedad. Existen muchas hipótesis pero la más actual es que sobre una predisposición genética hay una alteración a nivel inmunológico ante antígenos alimentarios o bacterianos. Sí, lo reconozco, este párrafo lo he pillado de una página científica.
Con el tiempo, unos hombrecillos verdes me tuvieron que intervenir quirúrgicamente y ahora mismo estoy hecho un chaval.

Uno, cuando se encuentra en tesituras tales como ésta, trata de buscar personas con los mismos problemillas de salud, y buscando encontré la Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU) que, aunque tenga al Felipe de Borbón como presidente de honor, es una asociación indispensable que ayuda, informa, comprende y representa a las personas que forman parte de ella. 

En fin, toda esta introducción era para comentar que esta semana se celebra en la granja escuela Buenavista de la Junta de los Ríos, un encuentro de jóvenes de ACCU. Unos jóvenes a los que esa enfermedad no puede parar, porque ya lo dijo Mario Benedetti: “Defender la alegría como una bandera/ defenderla del rayo y la melancolía”. Y es por ello que esta muchachada, alegremente, visitarán la provincia de Cádiz, participarán en conferencias, charlas, actividades lúdicas y de animación, tendrán actuaciones, recitales, etc. Y lo más importante de todo, convivirán unos días juntos, porque la amistad también es terapéutica. 

Miguel Ángel Rincón Peña.