27 jun. 2014

NIÑ@S

Si hay algo a proteger en este avaro mundo, ese algo es la infancia. Hace algún tiempo lo comentaba en esta misma columna de opinión. Los hechos que siguen dándose alrededor del planeta, me llevan a volver a mencionar la situación por la que están pasando muchos niños y niñas. La “Unesco” denunciaba hace pocos días que hay 58 millones de niños en el mundo sin escolarizar. La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura alertaba de la falta de avances en este terreno desde 2007 y estima que 25 millones de niños podrían no llegar a pisar nunca una escuela. Terrible. Por otra parte, “Save the Children” ha dado a conocer que miles de niños sirios, están en riesgo de perder la vida para llegar a Europa. El número de personas sirias huyendo de la violencia y la guerra que están cruzando clandestinamente el mediterráneo se ha elevado dramáticamente en los últimos meses, y como siempre pasa, los menores son los que más sufren. Luego está la lacra de los niños-soldados, la prostitución y la esclavitud infantil, etc. Toda una serie de situaciones que demuestran que la Humanidad va por muy mal camino. 
Y si miramos para nuestro país, vemos que en España hay ya dos millones y medio de niños malnutridos. Son muchas las familias que por culpa de esta crisis-estafa no pueden dar de comer bien a sus niños, y la única comida completa que hacen es en el comedor escolar. Algunas comunidades autónomas van a seguir abriendo los comedores escolares durante los meses de verano, sin embargo, otros políticos no opinan lo mismo, y se preocupan más por la “mala imagen” que se pueda dar que por ayudar a estos niños. Unicef ya ha pedido un pacto de Estado contra la pobreza infantil en España, porque en seis años se ha triplicado el número de hogares españoles con niños, donde ningún adulto trabaja. Estos son datos reales y contrastables ofrecidos por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. Esta organización también denuncia que España es el segundo país europeo, por detrás de Grecia, que peor lucha contra la pobreza infantil. Si hay algo por lo que merece la pena luchar es por los niños y niñas, porque no se merecen vivir en este infierno al que el Capitalismo les está condenando, a ellos y a sus familias. 

Miguel Ángel Rincón Peña