28 ago. 2014

NOCHE EN BLANCO

“Yo ataco desde aquí a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás a las culturales que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero también que todos los hombres sepan. Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento”. 
Esto es parte del discurso que pronunció el poeta de la Generación del 27, Federico García Lorca, con motivo de la inauguración de la biblioteca de Fuente Vaqueros (Granada), allá por 1931. Con este texto, hoy tan actual, García Lorca creía que las reivindicaciones sociales no deberían estar reñidas con la defensa de la cultura. 
En estos tiempos que corren, en los que la economía parece ser el problema más acuciante, se está dejando de lado, lamentablemente, a la cultura. Me da mucha pena comprobar cómo desde algunas instituciones públicas -llámense ayuntamientos-, se pretende atraer al turismo a los pueblos a costa de unas “tradiciones” que denigran tanto a los animales como a nosotros mismos, y que recuerdan, desgraciadamente, a otros tiempos. Por ejemplo, las sueltas de vaquillas y las corridas de toros…, vendidas como una panacea, diversión garantizada y atrayente turístico. 
Pero por fortuna, no todos los ayuntamientos piensan de ese modo. Sin ir más lejos, tenemos el ejemplo de la localidad de Espera, que llevan ya siete años siendo el modelo a seguir de pueblo culto y solidario, organizando la llamada “Noche en Blanco”. Esa noche está dedicada a la cultura: Exposiciones de arte, conciertos, recitales, pasacalles, mercadillos, puertas abiertas de museos, etc. Este año se celebró el pasado día 23 de agosto, y tuve la suerte de poder asistir. Resulta ilusionante ver a todo un pueblo volcado con la cultura y el arte, apoyando una iniciativa tan bonita como necesaria. ¿Quién dice que la cultura no deja dinero a los pueblos? Que se lo digan a los comercios, bares y restaurantes de Espera, que en esta séptima edición, estaban a rebosar. Los espereños y espereñas saben bien que el lema de una sociedad avanzada debe ser Cultura. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo repleto de fe, pero falto de luz. Cultura para dignificar al ser humano frente a la barbarie de estos tiempos infames. 

Miguel Ángel Rincón Peña