14 mar. 2013

BERGOGLIO

Millones de católicos en todo el mundo esperaban el momento en que el humo blanco saliera por la chimenea de la capilla Sixtina. El miércoles, la esperada “Fumata blanca” anunciaba el “Habemus Papam”. Ya sólo quedaba conocer quién sería el nuevo pontífice de la Iglesia Católica. A eso de las ocho y pico salía al balcón a dar el saludo el que fuera cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio y que a partir de ahora será el Papa Francisco I. Bergoglio se convierte así, en el primer Papa latinoamericano. 
Para unos, es una buena persona, modesto y humilde. Para otros, incluido el New York Times, Francisco I es un conservador, homófogo, machista y colaborador de la dictadura argentina. A juzgar por los comentarios y declaraciones hechos por Bergoglio y viendo las fotografías junto a personajes tan sinientros como el dictador Videla, el nuevo Sumo Pontífice de la Iglesia Católica tiene un pasado más que sospechoso. 
Yo que me considero una persona atea, esperaba que los miembros del Cónclave eligieran por fin a un Papa que iniciara un proceso de cambio en el seno de la Iglesia. Creo que no deberían seguir con esas políticas medievales y abrirse a las necesidades del mundo que los rodea. Si uno lee la palabra de Jesucristo se dará cuenta que la jerarquizada Iglesia Católica lleva haciendo todo lo contrario desde hace siglos. Curiosamente, siempre han estado del lado del poderoso y del opresor, en la dictadura española, en la chilena, en la argentina y en otras muchas. Jesucristo, en cambio, se puso del lado de los pobres, de los oprimidos y luchó contra un imperio. 
Son demasiados agujeros negros los que tiene la Iglesia Católica, y no estaría de más que enderezaran el rumbo hacia una Iglesia más humana, más cercana al pueblo, más progresista y honesta. Muchos fueron los errores que cometieron en el pasado, ya es hora de que salgan del pozo medieval y se actualicen. Algunos pensarán que eso es como pedirle peras al olmo, y tienen razón, viendo al hombre que han puesto de Papa, un hombre que suelta por esa boca perlas como: “La ley sobre el matrimonio gay es una «movida» de Satanás”. “Las mujeres son naturalmente ineptas para ejercer cargos políticos”. “Las Escrituras nos demuestran que la mujer siempre es el apoyo del hombre pensador y hacedor, pero nada más que eso”. 
En fin, que “Habemus Papam”, con todas sus consecuencias. 

Miguel Ángel Rincón Peña