30 may. 2013

GENERALIZANDO

Parece que con la crisis se ha puesto muy de moda eso de criticar a los políticos, y no está mal hacerlo, el error es generalizar y meter, por tanto, a todos en el mismo saco. Se escucha demasiadas veces decir lo de “todos los políticos son iguales”, o aquello otro de “todos van a lo mismo, a robar y a enriquecerse”. También, últimamente, mucha gente afirma que todos los partidos son iguales, los de izquierda, derecha y centro. 
Lamentablemente, los que piensan así, suelen ser ciudadanos desencantados con la política actual. En cierta forma, es comprensible ese desarraigo con nuestros políticos, pero creo que deberíamos mirar más allá y ser más objetivos. Hay políticos que ganan millones, que se corrompen a las primeras de cambio, que llevan a cabo medidas ultraconservadoras y mienten como bellacos. Pero también están esos políticos del compromiso social, que defienden los derechos de los trabajadores y son honrados como el que más. El problema que tenemos en este país, es que a los políticos que se alinean con los más desfavorecidos, les cae encima una campaña brutal de descrédito, pensada y ordenada por los poderes fácticos, y ejecutada por los medios de comunicación al servicio del Poder. De esa manera, se hace dudar e inducir a la desidia a la ciudadanía, que ve en la televisión esa campaña de acoso mediático. Pongamos como ejemplo más cercano a Diego Cañamero, un político y sindicalista andaluz que lleva décadas luchando por los derechos de los trabajadores. Junto a otros compañeros, han cortado carreteras, ocupado fincas, expropiado alimentos de primera necesidad a grandes cadenas de supermercados, etc., todo ello para reivindicar mejoras para la clase obrera. Pues a determinados medios de comunicación, con sus campañas de acoso y derribo, no les tiembla el pulso para manipular, mentir y distorsionar la realidad y presentar a, en este caso Cañamero, como una persona peligrosa, demagoga, manipuladora, etc. 
Yo sigo pensando que necesitamos muchos políticos comprometidos con la clase trabajadora, como Cañamero (SAT), como Sabino Cuadra (diputado de Amaiur), como Pedro Romero (alcalde de Espera) y tantas otras personas honradas y cercanas al Pueblo, que no cejan en la lucha por mejorar las necesidades de vida de los ciudadanos. Esos son los imprescindibles. 

Miguel Ángel Rincón Peña