14 feb. 2013

DISFRUTEN LO VOTADO

[Modo Ironía ON] Yo no comprendo cómo se puede criticar tanto a un partido político determinado. En el carnaval, en los medios de comunicación, en la calle, en todos sitios. Pobres políticos del Partido Popular, están siendo acosados por una campaña de desprestigio. Una conspiración masónica-bolchevique-nacionalista con oscuros fines. Con todo lo que ha hecho el Partido Popular por este país, pero ya se sabe que de desagradecidos está el mundo lleno. La culpa de todo la tiene Zapatero, Rubalcaba y el PSOE. Esos sí son los culpables, ellos dejaron la herencia ruinosa que estamos sufriendo ahora. El PP no tiene culpa de nada, y aunque es un partido muy religioso, no hace milagros, aún. 
Y qué pasa si algunos de los dirigentes del PP tienen cuentas ocultas en Suiza, o si cobran sobresueldos en dinero negro, ni serán los primeros ni los últimos, ellos no hacen daño a nadie con eso, los que hacen daño son los andrajosos de la izquierda que con sus declaraciones ponen en peligro la unidad de España. Miren por ejemplo a Cayo Lara, todo el día con el discursito de que hay que rebelarse contra el sistema, en sus mítines lanza proclamas subversivas y vivas a la República. Ese tío tendría que estar metido en la cárcel, y sin embargo quieren encarcelar a Bárcenas por un quítame allá esas pajas. En el PP sólo hay gente decente, como Dios manda: Carlos Fabra e hija, Francisco Camps, José María Aznar y señora, etc.
Los rojos, en su desesperación, atacan al Gobierno diciendo que no está cumpliendo con sus promesas electorales. Ya me gustaría a mí verlos a ellos en la situación de nuestro presidente don Mariano Rajoy, a ver qué hacían. Rajoy está llevando a cabo los ajustes necesarios para salir de la crisis. Los ciudadanos se tienen que apretar el cinturón, los trabajadores tienen que colaborar rebajándose el sueldo y soportando el paro con una sonrisa. Y si hay desahucios es porque la gente no paga, qué culpa tendrán los Bancos, son banqueros no hermanitas de la caridad. Hay que criticar menos y arrimar el hombro para sacar a España a flote, y al que no le guste que se vaya a Cuba o a Venezuela y deje trabajar a los españoles de bien. La voluntad del electorado fue dar mayoría absoluta al PP, así que ahora no se quejen. Disfruten lo votado. [Modo Ironía OFF] 

Miguel Ángel Rincón Peña